6 formas saludables de lidiar con los celos

6 formas saludables de lidiar con los celos

Los celos no son necesariamente una emoción malsana, pero hay formas de manejar los celos de manera más constructiva.

Si tiendes a ponerte celoso en las relaciones románticas, no estás solo. Los celos son una emoción muy natural que muchas personas experimentan en algún momento.

Las tendencias celosas también pueden aparecer en otras situaciones. Por ejemplo, un estudio de 2019 encontró que las mujeres son más propensas que los hombres a ponerse celosas por el atractivo físico de sus empleadores.

Los hombres, por otro lado, son más propensos a sentir celos por el dominio físico de sus empleadores. Tanto hombres como mujeres experimentan celos cuando sus empleadores parecen más exitosos socialmente.

La investigación sugiere que los celos no son inherentemente algo malo. Un estudio de 2021 encontró, por ejemplo, que los celos de amistad (cuando una persona se siente amenazada por la nueva relación romántica de su amigo o un amigo) pueden ayudar a proteger y mantener las amistades.

Dondequiera que provengan tus celos o hacia quién los sientas, la curación es posible. ¿Cómo controlas los celos? Hay varias formas, y algunas se enumeran a continuación.

6 consejos para lidiar con los celos

Ya sea que tenga tendencias celosas en relaciones románticas, amistades u otras situaciones, aquí hay algunos consejos sobre cómo manejar sus celos de manera saludable.

1. Identifica tus inseguridades

“Seamos realistas con nosotros mismos sobre cuáles son nuestras inseguridades , de dónde vienen, qué hacemos para mantenerlas vivas y qué podríamos comenzar a hacer para transformarlas en bases seguras de existencia”, recomienda la psicóloga clínica Dra. Dena DiNardo , una Terapeuta matrimonial y familiar con licencia.

Para hacer esto, puede escribir un diario , meditar o hablar con un terapeuta . Un profesional de la salud mental puede ayudarte a identificar la raíz de tus celos y cómo superarlos.

2. Comunícate abiertamente con tu pareja

Considere hablar con su pareja sobre su experiencia. Hablar sobre tus sentimientos de celos puede darles la oportunidad de entender de dónde vienes y ajustar sus comportamientos para ayudarte a sentirte más seguro dentro de tu relación.

3. Hablar de ello con otras personas

Para darte cuenta de que no estás solo, DiNardo recomienda preguntar a otras personas cómo son los celos para ellos y cómo los enfrentan. “Esto compensa la vergüenza asociada con sentir que ‘hay algo malo en nosotros por sentirnos así’”, dice ella.

4. Deja ir el juicio

Los celos tienen mala reputación, pero no siempre son un sentimiento negativo. DiNardo dice que trate de dejar de juzgar los celos como una forma «mala» o «incorrecta» de sentirse porque no lo es.

Los celos nos envían un mensaje sobre las partes no curadas de nosotros mismos, agrega. “Los comportamientos defensivos que mostramos para protegernos de los celos suelen ser los que nos hacen sentir mal o equivocados. Pero el sentimiento en sí mismo es en realidad una herramienta útil para que nos conozcamos mejor a nosotros mismos .

“Permítete el espacio para ser un ser humano, lo que a menudo significa sentir cosas que no queremos sentir y tener pensamientos que no queremos tener”, dice ella. “Si bien es una experiencia universal, el contexto y los matices son únicos para cada uno de nosotros. Conozca sus raíces e historias de celos. Trate de hacerlo con curiosidad compasiva en lugar de juzgar”.

5. Prueba ejercicios de autoterapia

Especialmente si tus celos provienen de relaciones pasadas tóxicas o situaciones traumáticas , los ejercicios de afrontamiento pueden ayudarte a manejar los sentimientos negativos asociados con los celos.

Es posible que algunas de estas prácticas te resulten útiles cada vez que empieces a sentir celos:

  • técnicas de libertad emocional (EFT), o tapping
  • repetir afirmaciones positivas
  • terapia de exposición (p. ej., ingresar a entornos que provocan celos para promover la desensibilización en lugar de tratar de controlar o evitar situaciones)
  • ejercicios de puesta a tierra
  • ejercicios de confianza

Un psicólogo en Palma que se especialice en problemas de relaciones también puede ofrecerle herramientas más personalizadas.

6. Aprende más sobre los celos

Los celos casi siempre tienen detrás una emoción más profunda. “Puede ser una manifestación de miedo: que no somos lo suficientemente atractivos o interesantes, que no seremos elegidos, que otras personas o cosas son más importantes para alguien que nosotros”.

Ella enumera algunas otras posibles fuentes de celos:

  • las relaciones continuas de una pareja con sus ex
  • no confiar en que tu pareja se comprometa con tu relación
  • deseando tener lo que otra persona tiene (p. ej., carrera, amigos, relaciones)
  • un patrón emocional aprendido al observar o ser criado en un ambiente cargado de celos
  • apegos conscientes o inconscientes a la competencia
  • una proyección de cómo nos sentimos o pensamos genuinamente sobre nosotros mismos
  • una falta de seguridad en la relación que tenemos con nosotros mismos
  • perder a uno o ambos padres (por divorcio, muerte o abandono físico, psicológico o emocional)

Si bien los celos son a menudo algo interno en lo que debemos trabajar, no siempre es así. “A veces la gente quiere que estemos celosos de ellos o de algo que tienen o hacen porque les da una falsa sensación de elevación sobre sus propias vidas. Esto es algo de lo que otros pueden o no estar conscientes”, agrega DiNardo.

De cualquier manera, aprender más sobre ti mismo puede ayudarte a comprender mejor de dónde provienen tus sentimientos de celos y cómo, según tus necesidades personales, puedes enfrentarlos.

Para empezar, considere estos recursos:

  • Señales de celos
  • Cómo la inseguridad conduce a la envidia, los celos y la vergüenza

Conclusión

Si te preguntas cómo minimizar los sentimientos de celos en una relación, una amistad o un colega, hay muchas maneras de encontrar alivio y superarlos, como:

  • identifica tus inseguridades
  • habla con tu pareja sobre tus sentimientos
  • Preguntar a otros cómo experimentan y afrontan los celos.
  • deja ir el juicio
  • practicar ejercicios de toma de tierra, tapping y otros ejercicios autodirigidos
  • Aprenda más sobre los celos, sus factores desencadenantes y cómo curarlos.

Si sus tendencias celosas afectan negativamente sus relaciones, su carrera o su vida, considere hablar con un terapeuta. Aprender a manejar los celos de manera saludable puede tomar tiempo y esfuerzo, pero es posible y nunca es demasiado tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: