¿Cómo perciben los demás tu personalidad?

Personalidad y capacidad de afectar las emociones de los demás. Este fue el tema de investigación en una serie de estudios.

¿Qué tipo de personas pueden influir en las emociones de los demás? 

Los participantes en un experimento de investigación completaron una batería grande y completa de medidas de personalidad, incluidos rasgos como la extraversión, el neuroticismo, el dominio y la impulsividad. Luego se dedicaron a una tarea de envío emocional; se les pidió que expresaran varias emociones básicas (por ejemplo, felicidad, tristeza, enojo, sorpresa, etc.) a una cámara de video mientras decían oraciones «neutrales». Luego, los jueces vieron los videos y trataron de determinar la emoción que se estaba enviando. Los resultados miden qué tan buenas son las personas para enviar emociones a los demás con precisión.

¿Qué rasgos de personalidad estuvieron relacionados con la habilidad de comunicar emociones con precisión?

Sorprendentemente, y contrariamente a las expectativas, los extrovertidos no fueron consistentemente precisos al expresar sus emociones. En cambio, la capacidad de envío emocional se correlacionó con ser dominante y exhibicionista, ser el tipo de persona que ama ser visible y «en el escenario» en situaciones sociales. Estos resultados sugieren que ciertos tipos de personas parecen perfeccionar sus habilidades para transmitir emociones a los demás, pero no solo a las personas extravertidas que disfrutan de la compañía de los demás, sino a los individuos dominantes y exhibicionistas que quieren ser el centro de atención.

En un segundo experimento, hicimos que los participantes expresaran emociones más complejas (por ejemplo, simpatía, orgullo, seducción) de la misma manera. Los resultados fueron los mismos. Los individuos exhibicionistas y dominantes tuvieron más éxito incluso con estas emociones más complejas y difíciles de decodificar. Es importante destacar que los mismos individuos que eran buenos para enviar las emociones más simples y básicas (por ejemplo, felicidad o ira), también tuvieron más éxito en expresar emociones complejas como la simpatía y la seducción.

¿Cuáles son las implicaciones? 

Sugiere que la capacidad de expresar con precisión las emociones a los demás se ve estimulada por el deseo de lucirse y afectar a los demás. Es probable que estos rasgos de personalidad impulsen a ciertos individuos a desarrollar habilidades para expresar emociones. Investigaciones posteriores sugieren que la capacidad de envío emocional es una habilidad aprendida y desarrollada, no necesariamente algo con lo que nacemos. Esto tiene sentido porque la investigación sobre el carisma sugiere que es algo que se puede aprender y desarrollar. El carisma está asociado con la capacidad de transmitir emociones para despertar e inspirar a otros. Es por eso que los líderes carismáticos son capaces de encender emociones en los seguidores, tanto positivas como negativas, como la ira o la rabia. Además, muchas personas se sienten atraídas por las personas carismáticas porque sienten que el carismático es comprensivo (“él/ella realmente me comprende y comparte mis sentimientos”).

A %d blogueros les gusta esto: