10 consejos para recuperarse de un trastorno alimentario

Los trastornos alimentarios pueden ser una de las afecciones mentales más problemáticas de tratar y están relacionados con muchos problemas de salud y un aumento de las tasas de mortalidad. Un trastorno alimentario puede dar lugar a muchos problemas físicos y psicológicos, como dolor en las articulaciones, migraña, problemas gastrointestinales, problemas menstruales, respiración congestiva, quemaduras en el pecho, nerviosismo, indicaciones onerosas y abuso de sustancias, etc.

Los problemas dietéticos y los patrones alimentarios irregulares son prácticas peligrosas que no solo pueden dañar el bienestar físico de una persona, sino también su confianza y su autoestima. Es terrible cuando los problemas dietéticos se manifiestan a una edad temprana: la parte dominante de las personas que tienen un problema dietético, más del 90%, son mujeres de entre 12 y 25 años. Sin embargo, esto no significa que los hombres no sufran tanto de estas afecciones. como hacen las hembras. Estos problemas pueden sucederle a cualquier persona independientemente de su orientación sexual, edad, raza o base financiera.

Esa es la razón por la que es necesario tratar los problemas dietéticos; si no se manejan de manera inmediata y adecuada, estos patrones irregulares pueden tener impactos destructivos.

Los siguientes son los consejos que puede trabajar para recuperarse de los trastornos alimentarios.

1. Amor propio y cuidado

Olvídese de la idea de que una dieta, un peso ideal o un IMC específicos provocan la máxima felicidad y satisfacción. Eres algo diferente a lo que se parece tu cuerpo. Escuche las necesidades de su cuerpo y establezca el enfoque correcto, especialmente si está pasando por un momento desagradable.

Dedique un tiempo en su calendario para que desarrolle la autoaceptación y establezca una conexión con su cuerpo que la nutra.

2. Crea y alcanza metas

Siéntese con la cabeza despejada y anote los objetivos inteligentes. Sea práctico y anote metas realistas, alcanzables y positivas con el pequeño ritmo de conquistarlas. Explícito, medible, alcanzable, realista y oportuno.

Únase a un grupo de tratamiento. Establezca objetivos razonables y regístrese con la mayor frecuencia posible con su grupo de tratamiento. La rehabilitación no es una línea recta y con frecuencia es una etapa hacia atrás, dos etapas hacia adelante, tres pasos hacia adelante, y así sucesivamente. Los pequeños objetivos pueden ayudar a avanzar hacia la recuperación.

3. Sea flexible con sus patrones de alimentación

Esfuércese por adaptarse a las necesidades de su cuerpo y a los patrones de alimentación. Las ocasiones, las fiestas de fiesta o ver a sus seres queridos pueden afectar sus patrones de alimentación. Trate de ser flexible con sus planes y las decisiones de los demás. Consulte a su dietista y planifique una alimentación adaptable y cómo lidiar con la ansiedad en torno a este pensamiento.

4. Pide ayuda

Idealmente, tiene un gran equipo de tratamiento al que puede llamar para obtener ayuda y respaldo, sin plantear preguntas. Aún así, ¿lo está usted, incluyendo a su familia y amigos, y les permite que lo ayuden a recuperarse?

Pedir ayuda puede ser un proceso diario y es posible que espere que solicite cosas específicas (por ejemplo, apoyo durante las cenas) que puedan ayudarlo.

 5. Mantente positivo

Deja de juzgarte a ti mismo y a los demás por el peso o la forma corporal. Por favor apague las voces en su mente que le suenen que el cuerpo, el peso y las apariencias de un individuo son la marca de su carácter o incentivo como individuo.

Una vez más, este es otro enfoque en el que el tratamiento puede tener un resultado positivo. Acepta tus rasgos genéticos y mantente positivo ante la vida.

 6. Evite situaciones que lo pongan ansioso

Dirígete a ti mismo. Escuche y honre su cuerpo. Coma bien y controle el hambre corporal y los ciclos de saciedad del cuerpo. No obtener los nutrientes completos, tener estrés en el lugar de trabajo o no poder hacer ejercicio y terminar con ansiedad o ataques de pánico es la razón por la que no se recupera. Evite el estrés, las tensiones, medite, pruebe entrenamientos básicos por la mañana y manténgase hidratado.

7. No seas impaciente

Trate de no impacientarse con la recuperación. La recuperación completa puede llevar años y, para algunos, no es sencillo. Algunas personas también luchan contra los resbalones y el trasero.

Tenga confianza en el procedimiento y consulte con su equipo de tratamiento en caso de que no esté ganando el terreno que buscaba.

 8. Escuche a sus consultores

Su equipo de tratamiento está compuesto por expertos que tienen experiencia en el tratamiento de problemas dietéticos. Escúchelos cuando prescriban cambios cuando pueda parecerle atemorizante.

Los cambios, por ejemplo, como una receta, recibir un plan de cena o considerar un nivel de atención más significativo, pueden ser cambios importantes y fundamentales en su plan de tratamiento.

 9. Infórmese sobre su condición

Recoja toda la información que pueda sobre la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa, comer en exceso la confusión y diferentes problemas dietéticos. La atención plena le ayuda a evitar mentalidades críticas o confusas.

La nutrición, el peso, la forma del cuerpo y los problemas dietéticos, mantenerse actualizado también lo ayudan a aprender las indicaciones de posibles problemas dietéticos para que pueda reconocer un problema temprano y buscar tratamiento.

 10. Mantenga un enfoque realista

Monitorear los medios y sus mensajes sobre la confianza y la autopercepción. Si bien ha habido excelentes caminatas para tener una representación progresivamente completa de los diferentes tipos de cuerpos en películas, televisión, anuncios y otros medios, todavía hay una distracción con la delgadez.

Trate de no reconocer que las imágenes que ve son las creencias que debe intentar lograr. En el momento en que escuche un comentario o vea una imagen que avanza en la esbeltez sin importar qué, no respete la televisión. Si ve un aviso o artículo de una revista que le hace sentir muy mal por la forma o el tamaño de su cuerpo, sáquelo o manténgase en contacto con el supervisor al respecto. Asimismo, puede apoyar a esas organizaciones, programas de la red o especialistas en grabación, entre otros. Eso promueve la positividad corporal para personas de todas las formas y tamaños.

Conclusión

Por último, pero no menos importante, los problemas dietéticos son un comportamiento disfuncional complejo que requiere consideración. Si bien existe material útil para leer detenidamente, no puede suplantar la consideración de un grupo de tratamiento certificado. Consulte continuamente con sus expertos antes de implementar cualquier mejora en su plan de tratamiento. Y si necesita una ayuda extra psicológica, siempre puede acudir a nuestra consulta en Mallorca donde un psicólogo experto en la materia le atenderá encantado.