¿Cómo dormir mejor y por qué es vital para su salud mental?

No es un secreto para la salud que dormir es bueno para ti, pero ¿qué papel juega tu sueño en tu salud mental? Los estudios demuestran que durante el sueño REM (momento ocular rápido), el individuo obtiene los beneficios de mejorar el aprendizaje, la memoria e incluso puede contribuir a su salud emocional. La interrupción del sueño, o como podemos llamarlo «una mala noche de sueño», puede conducir a una falta de regulación de las hormonas del estrés e incluso afectar los neurotransmisores cerebrales.

Para la mayoría de nosotros, es completamente irreal prometer que siempre dormiremos bien por la noche. La vida pasa, el estrés ocurre y es probable que tengamos algunas noches de mal sueño. Simplemente hay factores para una buena noche de sueño que están fuera de nuestro control, pero hay algunas cosas que puede comenzar a hacer para garantizar una mejor noche de sueño y apoyo para su salud.

Consejos sencillos para dormir mejor:

  1. Mejora tu entorno de sueño . Haga un inventario de las cosas que lo despiertan en medio de la noche. ¿Tiene demasiado calor o demasiado frío? ¿Te despiertan ciertos ruidos? Algunas de estas interrupciones pueden estar fuera de su control, pero si es tan simple como bajar el termostato unos grados o cambiar la cubierta de la cama, haga la inversión. Los tapones para los oídos son una gran inversión. Trate de limitar otras actividades en su cama como descansar, mirar televisión o trabajar. Tu mente necesita asociar tu cama con el sueño.
  2. Limite las sustancias que afectan su sueño . Hay algunas sustancias muy comunes que las personas afirman que les ayudan a dormir, pero que en última instancia hacen más daño que bien. Los cigarrillos se utilizan a menudo para ayudar a los usuarios a relajarse, pero en realidad son estimulantes. Un aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial no son útiles cuando se intenta conciliar el sueño. El alcohol es en realidad un depresor, lo que hace que la gente piense que sería útil para conciliar el sueño, pero el alcohol afecta sus patrones de sueño, por lo que, aunque puede quedarse dormido rápidamente, no se despertará tan fresco por la mañana.
  3. Escuche a su cuerpo . Aunque la pauta general es hacer un promedio de 8 horas, recuerda que es un promedio. Especialmente si está lidiando con un estrés adicional o una enfermedad, es posible que necesite dormir más que el promedio de 8 horas. En general, es bueno establecer un patrón de sueño e intentar acostarse y despertarse a la misma hora todos los días, pero no ignore los síntomas de agotamiento.
  4. Relájate . Tu rutina nocturna debe preparar tu cuerpo para dormir. Apague su teléfono celular al menos una hora antes de acostarse. Tome un baño o una ducha tibia. Toma una taza de té. Escribe en tu diario. Lee un libro. Cualquier cosa que te haga sentir tranquilo, comienza a convertirlo en un hábito nocturno. Esto es para darle a su cuerpo señales de que se acerca el sueño y permitirle conciliar el sueño más rápido y más profundamente.

Recuerde que el sueño está estrechamente relacionado con muchos problemas de salud física y mental. Si ha intentado mejorar su higiene del sueño y todavía tiene dificultades para dormir bien por la noche, no minimice su importancia. Comuníquese con su médico hoy. Es común que otras tensiones en la vida “resurjan” mientras intenta conciliar el sueño. Habla con un psicólogo en Palma de Mallorca sobre estos problemas en lugar de obsesionarte con ellos a altas horas de la noche.

A %d blogueros les gusta esto: