¿Cómo ser un optimista realista?

El proverbial vaso de agua no está ni medio lleno ni medio vacío, son ambas cosas, eso es realismo.

El optimismo es la inclinación de una persona a concentrarse en elogiar y los lados beneficiosos de los incidentes y esperar los resultados más favorables. Es el acto de predicar que el bien finalmente prevalece sobre el mal.

El pesimismo es un estado de ánimo que define la vida como sin sentido. Es lo opuesto al optimismo. Declara la desesperanza hacia el bien y el placer en el mundo.

El realismo es una mezcla de optimismo y pesimismo. El realismo es aceptar la realidad tal como es, sin ilusiones ni limitaciones. Es la capacidad de comprender que la objetividad pura es casi imposible ya que todas nuestras percepciones están arraigadas en nuestras experiencias y entornos.

Como ser realista

Los siguientes son algunos pasos prácticos que pueden ayudarlo a comprender si está pensando demasiado optimista o demasiado pesimista.

Comprender y confrontar sus formas de pensar poco realistas.

  • El filtrado mental significa que enfatizas solo el aspecto negativo de la situación e ignoras por completo lo positivo, y viceversa. Por ejemplo, en una relación romántica, puede pensar demasiado en ese comentario de su pareja y pensar que la relación se ha perdido. En realidad, este no es el caso y estás ignorando por completo todas las cosas buenas que han hecho por ti.
  • Creyendo en todo o en nada , crees que solo por tu gran revés, como fracasar en la universidad, tu vida no tiene ningún sentido. Del mismo modo, solo porque gana lo suficiente para satisfacer sus necesidades, gasta generosamente y no considera que debería ahorrar alguna cantidad en caso de perder su trabajo. Crees que la vida es perfecta o completamente sin sentido. En realidad, la vida siempre existe en el medio y no existe en los extremos y tal pensamiento es solo contra la realidad.
  • Sacar conclusiones y leer la mente de los demás basándose en poca o ninguna evidencia y considerándolas verdaderas. Miras a un extraño con una expresión desagradable y automáticamente asumes que algo anda mal contigo. En realidad, están pensando en otra cosa en su mente y no tiene nada que ver contigo, pero lo asumes sin ninguna evidencia real.
  • Interpretas tus emociones por hechos pensando que si te sientes así, entonces debe ser verdad. Por ejemplo, si siento que mi pareja me está engañando, entonces debe ser verdad. O que siento que estoy bien preparado para el examen a pesar de no haber estudiado lo suficiente, por lo que no debería seguir estudiando. En realidad, esos sentimientos no tienen nada que ver con la realidad.
  • Exagerando o minimizando su futuro dependiendo de una sola instancia . Por ejemplo, un atleta que no pudo ganar piensa que es un completo fracaso y no podrá rendir en el futuro. En realidad, ganar y perder es parte del juego y ella puede desempeñarse mejor la próxima vez.
  • Falacias de control en las que uno cree que no tiene control sobre su vida o que todo lo que sucede se debe a sus elecciones personales. Por ejemplo, “No puedo ayudar si mi trabajo es de mala calidad, porque mi jefe me pidió que trabajara horas extras” o mirar a su infeliz pareja y pensar “¿por qué no está feliz, es porque hice algo? » En realidad, ambas mentalidades son dañinas e inexactas.

Desafiar y cambiar sus patrones de pensamiento negativos hacia patrones realistas.

  • Empiece por escribir sus pensamientos y compararlos con las distorsiones cognitivas descritas anteriormente para ver si lo que le preocupa es realista o su propio pensamiento sesgado.
  • Piensas que “No le agrado a nadie”, considera la evidencia, ¿tus amigos o familiares comentan cómo disfrutan estar cerca de ti? ¿Estás realmente siempre solo? ¿La gente intenta a propósito estar contigo a veces? ¿Está seguro de que no está sufriendo una de las distorsiones cognitivas descritas anteriormente? ¿Tu pensamiento está realmente de acuerdo con la realidad?
  • Sea honesto consigo mismo tomando conciencia de sus propios prejuicios, defectos y suposiciones internas. ¿Lo que siento es un hecho o una opinión?
  • Es necesario que comprenda bien la realidad de su situación para que pueda desarrollar una perspectiva precisa de la vida. Siempre que esté evaluando una situación, observe tanto los aspectos positivos como los negativos. Por ejemplo, si te despiden de tu trabajo, es comprensiblemente algo malo, pero también te abrirá las puertas para cambiar de profesión o probar algo que podría resultar mejor. Entonces, no todo está condenado al fracaso y todavía hay muchas oportunidades alrededor.
  • Para ser realista, debes aceptar que todos somos propensos a cometer errores. A menudo se dará cuenta de que la forma en que pensaba, sentía o creía estaba mal.
  • Vuelva a examinar sus creencias y use la lógica para vencer el pensamiento negativo. Crees que uno de tus compañeros de trabajo te odia. Te preguntas, ¿por qué es eso? ¿Existe una explicación más probable? Quizás su compañero de trabajo está teniendo un mal día o simplemente tiene un comportamiento más serio. No significa que en general no te agraden, sino que es una creencia falsa y, usando tu lógica, puedes superarla y arreglarla.
  • En ocasiones, ocuparse de sus pensamientos por su cuenta puede ser un desafío. En tales casos, la mejor manera de comprobar la realidad es hablar con otra persona, un amigo, un familiar o incluso un compañero de trabajo. No dude en pedir sugerencias y ayuda a su círculo. También puede consultar a un terapeuta para obtener la orientación adecuada. Puede ser que tenga emociones involucradas en el problema que está enfrentando y por lo que no puede pensar con claridad. Otras personas pueden ayudarlo a ver mejor sus defectos y prejuicios y ayudarlo a tomar decisiones más realistas y verdaderas.

Conclusión

Tanto el optimismo como el pesimismo pueden generar problemas si se llevan al extremo. Para una vida exitosa, necesita encontrar un lugar entre los dos y comenzar a ver las cosas desde un punto de vista más equilibrado y realista. Si se inclina la balanza sobre todo hacia el pesimismo puede afectar mucho en tu vida. Si no quieres ser esclavo de tus sentimientos puedes acudir a uno de nuestros psicólogos en Palma de Mallorca y recibir la mejor terapia psicológica en Baleares.

A %d blogueros les gusta esto: