Los 10 principales problemas matrimoniales que las parejas enfrentan después de tener un bebé y cómo resolverlos

No me digas que no has escuchado el cliché; compañía de dos multitud de tres.

La transición a la paternidad es una experiencia emocionante con una montaña rusa de emociones. Las compras del lindo bebé, la instalación de la guardería, la compra de artículos esenciales para el bolso del bebé son cosa del pasado; en cambio, lo que tienes frente a ti es un pequeño paquete de alegría (como la gente lo llama así) que exige atención las 24 horas del día.

Ninguna cantidad de guías, tutoriales o libros para padres puede aliviar la confusión porque esto es algo que tienes que experimentar para aprender. En lugar de quejarse de ellos, siéntese, relájese y piense en lo que puede hacer para lograr un cambio positivo en su vida.

Las malas noticias

A veces, esto puede ser demasiado abrumador y agotador para los dos. Mantener la cordura después del nacimiento del bebé es un caos en primer lugar; luchar contra todos los problemas que rodean el pandemónium es otra fachada del campo de batalla que debes cruzar (como un abismo).

Las buenas noticias

Trabajar juntos para permanecer juntos vale la pena al final. La cantidad de energía y esfuerzo que dedicas a salvar tu relación te hace elegible para recibir una palmada en la espalda.

Así que resumamos algunos de los principales problemas que aturden a los nuevos padres y lo que pueden hacer para evitar encontrarse con aguas calientes.

Problema 1. Privación del sueño después del parto

Recuerdas los momentos en los que tenías toda la noche por delante; despertarse a tiempo con mucha energía para alimentar su día. Ahora, todas las mañanas te despiertas como un zombi; arruinando todo el día debido a los cambios de humor incontrolados derivados de su régimen alterado.

Intente entrenarse antes de que llegue el bebé. Si aún encuentra que el nuevo ciclo de sueño es demasiado abrumador, intente programar la tarea de dormir de forma alternativa con su cónyuge. Al menos ambos pueden lograr dormir profundamente mientras el otro cuida al bebé.

Asunto 2. Deberes domésticos después del parto

Todo lo que rodea a su hogar ha cambiado para siempre. Los platos, la ropa, la limpieza podrían posponerse antes, pero estas tareas ya no pueden posponerse más; tienes que hacerlas con la rapidez de un sobrehumano.

El mantra es simple; hazlo antes de que el bebé llore. Puede alternar el horario de tareas con su cónyuge semanalmente. Esto mantendrá las ruedas en movimiento y también hará que la pareja se dé cuenta de las estipulaciones de la paternidad.

Asunto 3. Una afluencia desequilibrada de suegros

Observar la transferencia de su pareja a un padre es un sentimiento hermoso para apreciar toda la vida, pero ser testigo de cómo sus suegros se transfieren a sus abuelos es algo con lo que no quiere sobrecargarse. Es posible que ahora quieran pasar más tiempo con su nuevo nieto, ¡pero usted no quiere renunciar a su espacio menguante!

Puede solucionarlo dirigiéndoles cortésmente que necesita espacio con el nuevo bebé. O pueden aparecer en otro momento.

Problema 4. Finanzas menguantes

La vida era mejor cuando estabais solos, pero nunca volverá a ser la misma ecuación que antes. Los gastos adicionales de los suministros de leche, pañales, toallitas y medicamentos deben abordarse con regularidad.

En la situación más idílica, las madres querrían tomar vacaciones anuales y descansar en casa con su bebé; ciertamente, eso es un lujo para muchos.

Ambos padres pueden resolver esto gastando un salario y ahorrando otro durante al menos un año. Esto seguramente tendrá sus implicaciones, pero tendrá una pequeña cantidad para fin de año para cualquier gasto inusual acechando en su cara.

Número 5. No hay tiempo para mí

Esta es una de las etiquetas de precio más elevadas que acompañan a tu pequeño paquete de alegría. Bueno, la crianza de los hijos es un esfuerzo mutuo que produce una euforia mutua. Dele a su cónyuge el espacio que necesita. Pase más tiempo con el bebé mientras el otro puede tomarse un tiempo libre; ya sea salir con sus amigos, ponerse al día con el sueño o pasar un buen rato a solas.

Es crucial para ti y para todos los que están ahí afuera tener un círculo de comodidad fuera de la familia, que puede convertirse en una roca cuando lo necesites de esa manera.

Asunto 6. Falta de intimidad

Hacer malabarismos con su vida con un recién nacido es una experiencia estimulante; lo cual puede ser bastante arduo a veces. Toda tu vida está patas arriba y no puedes encontrar una salida. La mejor manera de consolarse a sí mismo y a su cónyuge es consolar también sus necesidades físicas.

Tómate un tiempo para esas noches juntos, como lo hacías antes del matrimonio. No será lo mismo; más bien es seguro decir que nunca volverá a ser lo mismo.

Planifique una cita nocturna; Involucre a los abuelos para que cuiden a los niños o pídale a un amigo de confianza que cuide a su pequeño bebé mientras puede disfrutar de algunos momentos tiernos con su cónyuge. Lo que parezca factible, aléjate del revuelo en tu hogar y revive esos buenos tiempos. Incluso si está haciendo mandados, trate de sentarse a tomar una taza de café, donde ustedes dos puedan tomar un respiro.

Tema 7. Diferentes estilos de crianza

Antes del nacimiento del niño, las parejas sienten que tienen estilos parentales similares. Pero después de la llegada del bebé, te das cuenta de las diferencias, pero no te preocupes. Dado que ambos provienen de familias separadas con crianzas separadas, esta disparidad es inevitable.

Comprenda la psique del niño y trate de trabajar sobre bases comunes para el beneficio de su bebé. No es una situación en la que todos ganan. Las parejas deben averiguar cuál es el mejor interés para su bebé.

Asunto 8. Falta de afecto / atención

Es muy probable que le gusten los pájaros del pasado; ahora no tengo tiempo, (energía) para sonreír siquiera ante una broma lanzada por el otro. Algunos tienen nervios fuertes que les permiten navegar con seguridad por las aguas, mientras que otros apenas logran mantenerse a flote. Esto es muy probable.

Cualquiera que sea la situación, aprenda a aceptar el hecho de que ahora tiene un pequeño amigo del que cuidar, y cuidar de él es una tarea abrumadora. Si a uno de los padres no le resulta fácil, permítale que se relaje tanto como pueda. No los sobrecargue con sus expectativas, más bien, facilíteles el viaje, tanto como pueda.

Problema 9. Ausencia de comunicación

Las primeras semanas en la crianza de los hijos, muchas parejas también sienten que ni siquiera se están comunicando entre sí, además de la jerga del pañal, el alimentador y el médico. El chat mínimo, como podemos llamarlo.

La comunicación es la clave de todas las relaciones, no la ignore. Aproveche el momento en que su bebé está durmiendo o en modo silencioso y hable con su pareja; sobre cualquier cosa al azar. No culpes ni discutas sobre las cosas que te molestan. Más bien, mantén la calma y disfruta de la compañía del otro.

Problema 10. Depresión

Baby blues es un término bien conocido. La mayoría de las parejas los experimentan y, si no se manejan adecuadamente, incluso pueden resultar en una pérdida grave para el bebé y los padres.

Las emociones que se sienten durante este tiempo son abrumadoras. Los más comunes son: falta de apetito, poco o ningún deseo sexual, sentimiento de inutilidad, retraimiento del recién nacido, insomnio crónico, melancolía, llanto incontrolado y muchos más.

Las parejas deben buscar ayuda inmediata de un psicólogo de parejas si la situación persiste. Los familiares y amigos también pueden ofrecer ayuda en este sentido.

Conclusión

La paternidad no es fácil. Para disfrutar de las ventajas, deberá pagar el precio inicialmente; en forma de todos los sacrificios que usted y su cónyuge hacen. Es esa sonrisa de satisfacción en el rostro de su hijo la que le da la energía para enfrentar estos esfuerzos una y otra vez.

A %d blogueros les gusta esto: