Duelo: 10 consejos principales para ayudarlo a sobrellevar la pérdida

Enfrentar la pérdida y la tragedia es parte de la experiencia humana. En un momento u otro, todos experimentamos algún tipo de pérdida. Podría ser perder un trabajo, terminar una relación, enfrentar la muerte de un ser querido o perder la sensación de seguridad después de un evento traumático.

Algunas pérdidas pueden ser abrumadoras y apoderarse de toda nuestra vida con sentimientos de conmoción, ira e incredulidad. Hacer frente a la pérdida puede parecer un desafío y afectar su bienestar físico y mental. Pero muchos enfoques pueden ayudar a mejorar su situación. Echemos un vistazo a diez métodos que pueden ayudarlo a superar el dolor.

1. Hacer frente a la pérdida

Dependiendo de la intensidad, una pérdida puede ser muy difícil de afrontar. Hacemos todo lo posible para evitar confrontar nuestras emociones. Las personas recurren a un aumento del consumo de alcohol, al abuso de drogas, al uso excesivo de Internet oa dormir demasiado después de experimentar una pérdida. Hacemos todo lo posible para aliviar el dolor por cualquier medio necesario.

Huir de la realidad puede parecer el mejor enfoque, pero nunca te curará realmente. Después de un poco de duelo, tienes que enfrentarte a tu verdad. Estirar el dolor durante un período prolongado solo aumentará su intensidad. Enfrentar su pérdida y seguir adelante puede ser una píldora difícil de tragar, pero será beneficiosa a largo plazo.

2. Dese tiempo para llorar

Deja salir tus lágrimas. Sufre el duelo abiertamente y exprese adecuadamente sus emociones sin intentar restringirse. Saca tus sentimientos, esconde tu rostro en una almohada y grita a todo pulmón. El dolor puede ser una emoción complicada de manejar y es completamente normal. No tenemos que restringirlo ni tratar de ocultarlo.

Siempre que no se haga daño a sí mismo ni a los demás, expresar su dolor de cualquier forma posible es totalmente válido. Siente el duelo sin ninguna presión y date tiempo.

3. Comparta sus sentimientos con los demás

El duelo puede hacernos recurrir a la soledad y al aislamiento. Un poco de soledad está bien, pero aislarte de los demás hará que te resulte más difícil lidiar con tu pérdida. El dolor puede ser una emoción complicada de manejar por su cuenta, así que nunca dude en buscar apoyo.

Habla con un familiar, un amigo o incluso un terapeuta. Únase a un grupo de apoyo. Expresarse le ayudará a deshacerse de sus emociones y a obtener ayuda de familiares y amigos. A cualquier amigo o partidario cariñoso no le importará, y compartir te ayudará a poner tus pensamientos en perspectiva.

4. Sea amable con usted mismo

A menudo, después de experimentar una pérdida, nuestra mente comienza a pensar en todo tipo de pensamientos de «Ojalá pudiera tener …». Reflexionar sobre el pasado una y otra vez no cambiará nada, y solo aumentará su dolor. No seas demasiado duro contigo mismo. Sentirse triste, perdido y vulnerable es normal, pero nunca debes ser demasiado duro contigo mismo.

Comprenda que su pasado es pasado y no se puede cambiar. Lo único que puede controlar es lo que puede hacer ahora que ha ocurrido el evento. Aprenda a procesar sus emociones y siga adelante.

5. Distráigase

La inactividad y el aislamiento son combustibles para la depresión y los pensamientos negativos. Cuanto más tiempo pases solo y desocupado, más pensamientos angustiados tendrá tu mente. Dejar de hacer actividades después de una pérdida o renunciar a amigos y familiares puede hacer que su mente acelerada sea aún peor.

Distráigase realizando diferentes actividades, tanto mentales como físicas, que mantengan su mente ocupada. Únase a un grupo de apoyo, participe en sus pasatiempos favoritos, como jugar videojuegos, hacer ejercicio o cualquier cosa que mantenga su mente alejada de los pensamientos negativos.

6. Mira todos los aspectos positivos de la vida

El dolor puede consumir nuestras mentes para ignorar incluso lo mejor de la vida. Las pérdidas pueden ser bastante intensas cuando ocurren, pero nunca despojan nuestras vidas de todos sus colores. También hay otras cosas en la vida que podrían haber sido peores pero que funcionan muy bien para usted.

Piense en todas las cosas buenas que todavía hacen que valga la pena vivir por su vida. Piense en todos los buenos amigos y familiares que lo ayudaron en su momento difícil y en cómo esta pérdida no significa el final para usted, y aún puede encontrar la felicidad en el futuro.

7. No se quedará así para siempre

El dolor se sentirá abrumador durante el tiempo que dure. Incluso podemos desarrollar depresión debido al impacto negativo que nos ha tenido. Dependiendo de la intensidad de nuestra pérdida, también podemos ir en una espiral descendente, pensando que así será la vida para nosotros a partir de ahora.

Tienes que entender. Aunque el duelo puede ser difícil de manejar, recuerde que con el tiempo se adaptará al cambio y no se sentirá tan doloroso como ahora. El duelo es duro al principio, pero siempre se vuelve más fácil a medida que pasa el tiempo.

8. Únase a un grupo de apoyo

A veces, pasar por el duelo puede ser una sensación de soledad. Al ser el único en su círculo, pasar por una pérdida específica puede resultar alienante. No tener a alguien más que comprenda nuestros problemas y con quien podamos compartir puede aumentar aún más nuestro problema.

Aquí es donde entran los grupos de apoyo. En un grupo de apoyo, te reúnes con un grupo de personas que están pasando por un duelo o han pasado por las mismas experiencias que tú. Puede ayudarlo a descargar sus emociones, escuchar las historias de otras personas y aprender habilidades de afrontamiento de cómo ayudaron en sus situaciones. Unirse a un grupo de apoyo puede aliviar gran parte de su carga y ayudarlo a superar sus luchas más fácilmente.

9. Trate de sentirse feliz

A veces, el duelo puede llevarnos hacia abajo. En los casos de pérdida de nuestros seres queridos, de alguna manera pensamos que es una falta de respeto intentar disfrutar de la vida después de su fallecimiento. Este tipo de creencia puede aislarnos aún más de recuperarnos y sentirnos mejor con nosotros mismos.

Tómese un tiempo para llorar, pero también recuerde que sus seres queridos elegirían que usted fuera más feliz. Trate de reírse, hacer ejercicio o cualquier actividad que disfrute. Trate de sentirse más cómodo y divertirse en la vida.

10. Obtenga ayuda profesional

Si su duelo se prolonga por mucho tiempo y le resulta difícil lidiar con el dolor por su cuenta, siempre es una excelente opción visitar a un terapeuta. Los terapeutas han experimentado dolor y pérdida escuchando historias y conocen bien los mecanismos de afrontamiento y lo que ayuda a las personas a largo plazo.

Busque una cita con su terapeuta y comparta todas sus emociones y pensamientos. Su terapeuta lo ayudará a diseñar un plan personalizado para usted, de modo que pueda resolver el reclamo de manera más saludable y hacer frente a las estrategias que mejor se adapten a usted.

Conclusión

El duelo puede ser una emoción dolorosa y compleja con la que lidiar en este momento. Pero recuerde, el dolor no dura para siempre. Tarde o temprano, pasará. Es normal llorar y está completamente bien llorar y dejar salir tus emociones. Con el tiempo, su angustia se desvanecerá y volverá a su funcionamiento normal de la vida. El uso de estas técnicas mencionadas anteriormente lo ayudará a sobrellevar el dolor y a sentirse mejor. Aunque puede ser difícil, el uso de estos métodos a lo largo del tiempo lo ayudará a sentirse mejor y reanudar su funcionamiento normal de la vida.

A %d blogueros les gusta esto: