El poder curativo de la naturaleza

¿Por qué necesitas alejarte de tus dispositivos y salir?

Durante mucho tiempo he sido un defensor de pasar tiempo en la naturaleza como parte de un plan de salud integrador. Incluso una pequeña cantidad de tiempo al aire libre puede tener un impacto positivo en la salud física, mental y espiritual. Especialmente durante los momentos difíciles, alejarse de la computadora, el teléfono o la televisión y aprovechar las actividades externas puede beneficiar la salud.

Los beneficios físicos del tiempo en el exterior

Las investigaciones han demostrado que sumergirse en la naturaleza influye en el cuerpo. Pasar tiempo al aire libre suele estar relacionado con caminar, correr, andar en bicicleta y hacer senderismo. Cualquier ejercicio puede reducir el estrés, mejorar el dolor y la función cerebral, y retrasar el envejecimiento y las enfermedades cardíacas. Sin embargo, ya sea salir a hacer ejercicio o simplemente pasar unos minutos sentado afuera para tomar aire fresco tiene ventajas adicionales. Por ejemplo, puede hacer lo siguiente:

  • Reducir el cortisol.
  • Reducir la frecuencia cardíaca si deseas disfrutar de la naturaleza de manera informal
  • Estimular el sistema inmunológico al estar cerca de árboles que emiten sustancias químicas llamadas fitocidas.
  • Mejorar el humor.
  • Estimular las células asesinas naturales del cuerpo que son importantes para combatir las infecciones y el cáncer.

Algunas personas no son fanáticas del silencio que puede surgir simplemente de escuchar el entorno al aire libre. Si perteneces a esta categoría, considera escuchar música, podcasts o audiolibros al aire libre. Este también podría ser un buen momento para llamar a amigos y familiares para ponerte al día mientras observas la naturaleza.

Las ventajas curativas y mentales

Con frecuencia hacemos referencia a los espacios de curación como una forma de mejorar el estilo de vida, la salud mental y la curación. El aire libre es un poderoso espacio de curación. Cuando sale el sol, aporta vitamina D, que se asocia con la mejora de los trastornos del estado de ánimo y la prevención de diversas enfermedades. Las reuniones a pie también pueden impulsar la creatividad, reducir la fatiga mental y aumentar la atención y el enfoque.

Si el clima frío está retrasando tu interés en pasar tiempo al aire libre, salir para tomar aire fresco o simplemente sentarte junto a una ventana y mirar el cielo, la hierba o los árboles pueden causar un impacto. Un estudio mostró que los pacientes que tenían una habitación con vistas a la naturaleza salieron del hospital después de la cirugía un día antes que los que miraban una pared de ladrillos.

Puede ser difícil disfrutar del aire libre cuando llueve o nieva. Toma un paraguas o equipo para la nieve y trata de ver la belleza de las gotas de lluvia o los copos de nieve mientras pasas tiempo al aire libre. Si no eres fanático del clima desordenado, siéntate junto a una ventana y trata de apreciar lo especial que es la naturaleza a lo largo de las distintas estaciones.

Hay una conexión espiritual

Existe evidencia sustancial de que las personas que participan en prácticas espirituales y religiosas se mantienen saludables por más tiempo y se recuperan más rápido. Varias religiones han incorporado la naturaleza en sus sistemas de creencias durante siglos. Los templos griegos rodeaban a los pacientes de naturaleza, música y arte para restaurar la armonía y promover la curación. Los sistemas de atención de China e India utilizan el espacio y la geografía para promover la curación. La medicina japonesa usa el «baño en el bosque» como método de curación.

La naturaleza también proporciona con frecuencia imágenes positivas para la meditación. Así como el invierno se convierte en primavera, la capacidad de autocuración puede pasar de la enfermedad a la salud. La calidad restauradora de la naturaleza y de tu propio cuerpo es una imagen importante a la que aferrarte durante tu viaje de salud y bienestar.

Conecta de manera segura y social

En este momento de distanciamiento social, la investigación es clara en que conectarse con otros en el exterior es más seguro que hacerlo en el interior, ya que reduce la posibilidad de transmisión viral. Eso es cierto tanto si hablamos del coronavirus como de cualquier otro virus.

Para volver a conectar con tus amigos y familiares, aprovecha el clima más cálido para salir y ponerte al día durante un paseo por la naturaleza. Incluso puede resultar útil con tus compañeros de trabajo.

A %d blogueros les gusta esto: