Estrés: concienciación y cómo afrontarlo

Estrés: concienciación y cómo afrontarlo

Durante el último año, la mayoría de nosotros nos hemos sentido preocupados o agitados como resultado de la pandemia. Nos hemos visto obligados a cambiar nuestras rutinas, trabajar de forma remota y comunicarnos con las personas más cercanas a nosotros en una pantalla. Es posible que nos hayamos encontrado aislados de nuestra red de apoyo habitual o bajo presión para realizar grandes cantidades de trabajo adicional para demostrar que somos productivos. Esto podría haber exacerbado el estrés en ciertas personas. 

Si bien es posible que pueda manejar su propio estrés de manera efectiva, lidiar con el de otra persona es una historia diferente. Saber cómo identificar los niveles de estrés en espiral en los demás, por otro lado, podría ayudar a evitar que las cosas empeoren. Y eso podría ser beneficioso no solo para su propio bienestar, sino también para el de la otra persona. 

El estrés es necesario para la supervivencia, pero demasiado puede ser perjudicial. El estrés emocional puede dañar el sistema inmunológico y provocar presión arterial alta, cansancio, depresión, ansiedad e incluso enfermedades cardíacas si dura semanas o meses. Demasiada epinefrina, en particular, puede ser perjudicial para su corazón.

Estas son algunas de las cosas más importantes a tener en cuenta, así como algunas soluciones prácticas al problema:

Mensajes conductuales 

El estrés puede tener un gran impacto en cómo se sienten y actúan las personas, así que esté atento a los cambios en las emociones y acciones de otras personas. 

  • Te estresas cuando estás cerca de ellos. 
  • Se vuelven poco fiables.
  • Parecen estar más agitados o preocupados.
  • Se quejan de cosas que están fuera de su control.
  • Evitan hacer tareas obvias.
  • Evitan el contacto con los demás.
  • Pierden la calma más rápidamente de lo que solían hacerlo.
  • Se sienten molestos o abrumados con mayor frecuencia.
  • Han perdido el sentido del humor.
  • Están experimentando una autoestima inusualmente baja.
  • Pueden tener dificultad para concentrarse o emitir juicios.
  • Siempre pueden intentar evitar circunstancias incómodas.

Mensajes físicos 

El estrés hace que el cuerpo humano reaccione de diversas formas físicas, algunas de las cuales son difíciles de ver en otras. Sin embargo, algunos pueden ser fáciles de ver, como:

  • Sudando más de lo habitual.
  • Fumar y / o beber en exceso.
  • Comer mal o no tener apetito. 
  • Falta de energía o más energía.
  • La persona puede sufrir dolores de cabeza, náuseas o mareos. 

Mensajes emocionales 

Es importante aprender el lenguaje que usan aquellos que podrían estar estresados. Algunos ejemplos de esto incluyen:

  • «Estoy bien»
  • «Me siento un poco cansado»

Así que, ¿cómo puedes ayudar?

Ayúdelos a reconocer que hay un problema.

Comuníquese con alguien si observa cambios en su comportamiento que indiquen que está estresado. Infórmeles que ha observado que no se ven como de costumbre. Pregúnteles si están bien y esté preparado para preguntarles más de una vez. 

Escúchalos 

Una de las mejores cosas que puede hacer para ayudar a alguien que está abrumado es brindarle su tiempo y atención completa.

Cuando alguien no quiere hablar 

Dígales que ha entendido que no quieren hablar, pero pregúnteles «¿qué estaría mal hablando conmigo sobre esto?».

Brindar tranquilidad

Recordarle y asegurarle a alguien que esto no durará para siempre y que las cosas mejorarán le ayudaría a mantener las cosas en perspectiva.

Ayúdelos a identificar sus factores desencadenantes.

También podría ayudar a alguien a identificar situaciones y actividades que lo hagan sentir menos ansioso y más al mando. Por ejemplo, salir a caminar, tomar un baño relajante o leer un libro.

Brindar apoyo práctico 

Si alguien está preocupado por algo en particular, como preocupaciones económicas, salud, pérdida del trabajo o problemas de relación, es posible que pueda ayudarlo a descubrir respuestas prácticas que lo ayudarán a sentirse mejor.

Anímelos a buscar ayuda de expertos.

Si su estrés y preocupación interfieren con su vida diaria, puede ser el momento de buscar ayuda profesional. Anímelos a que llamen a su médico de atención primaria o CABA para obtener más información sobre nuestros servicios. 

Esté preparado para estar ahí para ellos cuando lo necesiten 

Dígales que está ahí para ellos cuando estén listos para recibir ayuda. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: