¿Odias el sonido de tu voz?

¿Alguna vez escuchaste una grabación de tu voz y pensaste “¡Mierda! ¿Es así como sueno? La voz de todos los demás suena bien cuando se graba, pero la tuya suena extraña, diferente. Recuerdo haber escuchado una vez que nuestras voces resuenan en nuestros cráneos y, por lo tanto, nos suenan diferente a los demás. Entonces, cuando escuchamos nuestros propios mensajes telefónicos de respuesta, nos encogemos (especialmente si es uno de esos mensajes cursis).

¿Pero alguna vez notaste que otras personas realmente no mencionan que tu voz suena diferente? Esto se relaciona con el descubrimiento de que tus habilidades sociales no son tan malas como crees . Un equipo de investigación en Estocolmo estudió esto. Pidieron a los estudiantes que grabaran una historia corta y luego calificarán su desempeño en la lectura con un Cuestionario de evaluación de la voz. Los estudiantes también completaron un cuestionario que mide qué tan socialmente ansiosos estaban. Una vez que los estudiantes se fueron, un evaluador independiente escuchó las grabaciones y las calificó en un Cuestionario de evaluación de voz equivalente.

Los investigadores estaban tratando de descubrir si la ansiedad social se correlacionaba con la autoevaluación de la lectura o la evaluación independiente. Si la escala de ansiedad se correlaciona con el autoinforme, pero no con el informe del observador, significaría que nuestras opiniones negativas sobre nuestras propias voces solo son aparentes para nosotros mismos. Si la escala de ansiedad se correlacionara con el informe del observador, significaría que la ansiedad se manifiesta en nuestras voces; otros la notan.

Felizmente, los resultados indicaron lo primero: para nosotros, nuestras voces suenan raras, pero otras personas no notan nada. Entonces, esta percepción distorsionada de nuestras propias voces tiene más que ver con nuestras propias ansiedades y poco que ver con el juicio de otras personas. Buenas noticias, entonces. No estoy seguro de si la razón por la que nuestras voces nos suenan peor es porque resuenan en nuestros cráneos o no, pero todo está en nuestras cabezas de cualquier manera.

Si sigues pensando que tu voz es fea, quizá haya detrás algún trastorno secundario. Llamanos y nuestras psicólogas en Palma de Mallorca te ayudarán.