Técnicas sencillas para afrontar el trastorno de ansiedad

El primer caso de trastorno de ansiedad se diagnosticó ya en 1869. George Miller describió la «neurastenia» con signos como «histeria» y «dolor neurálgico». Más tarde, Pierre Janet dijo que las manifestaciones de ansiedad podrían ser provocadas por ideas preestablecidas subconscientes. En la actualidad, aproximadamente 275 millones de personas en todo el mundo sufren un diagnóstico de ansiedad.

Las causas más comunes son el pánico y el estrés, la fobia, el uso de drogas ilícitas y la falta de oxígeno adecuado en determinadas circunstancias, como las grandes altitudes. También podría ser un síntoma de una afección médica. Puede experimentar:

  • Nerviosismo e inquietud
  • Latidos del corazón fuertes durante mucho tiempo
  • Palmas sudorosas y morderse las uñas
  • Temblor y dificultad para concentrarse

La ansiedad puede ser parte de su estructura genética. Pero la buena noticia es que existen algunas formas efectivas de afrontarlo y reducir su impacto en su vida. Eche un vistazo a algunas formas naturales y profesionales de controlar la ansiedad.

Hablar con un terapeuta

Existen múltiples formas de ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada, las fobias, el trastorno de pánico y el trastorno obsesivo-compulsivo. Cada uno requiere un enfoque de gestión diferente. Por lo tanto, es fundamental consultar a un profesional. Las sesiones incluirán un enfoque conductual específico que se enfoca en los síntomas, mientras que la terapia de introspección puede ayudar a comprender la raíz de la ansiedad. También se pueden sugerir técnicas de prevención de recaídas para evitar que vuelva a ocurrir. Programe su cita lo antes posible. Los retrasos pueden empeorar los síntomas y provocar insomnio o incluso afectar el funcionamiento cognitivo.

Identifica tus factores desencadenantes 

Cada individuo tiene puntos gatillo específicos. Por ejemplo, las creencias desafiadas, las inseguridades, el ser excluido, la desaprobación y la crítica pueden generar ansiedad. Por lo tanto, trate de imaginar la situación específica que tiende a generar una fuerte respuesta emocional. Escuche a su cuerpo, deténgase y dé un paso atrás para considerar lo que sucedió, trate de profundizar un poco más en la situación y rastree las raíces. Su estado de ánimo y estado de ánimo actual determinarán su reacción a ciertos eventos y recuerdos.

Cuida tus comidas 

Hay varios elementos que comemos a diario que pueden desencadenar síntomas de ansiedad. El azúcar, en particular, puede dejarlo con mucha energía hasta que los niveles de azúcar en la sangre bajen rápidamente. Esto liberará cortisol y adrenalina en su torrente sanguíneo, causando ansiedad. Los aditivos alimentarios, los alimentos fritos y una dosis alta de cafeína también pueden causarle angustia. Por lo tanto, consuma estos con moderación. Agregue muchos pescados grasos como el salmón, así como huevos, nueces, yogur y semillas de calabaza a su dieta diaria.

Practica el pensamiento positivo

No todo el mundo nace optimista. Pero trate de ver lo bueno en cada situación. Inspírate a través de la música, la poesía o la naturaleza. Acepte los aspectos negativos y abrácelos como oportunidades para aprender y crecer. Estos ayudarán a que su mente se calme e induzca la paz. Además de reducir la ansiedad, una actitud positiva conlleva una gran cantidad de beneficios para la salud. Estos incluyen tasas más bajas de depresión, mejor salud psicológica y habilidades de afrontamiento más fuertes. 

Cualquiera que viva con ansiedad puede llevar una vida productiva y feliz mediante un manejo constante. Además, duerma bien, haga ejercicio con regularidad y trate de no avergonzarse de sus miedos. Siga consultando a un psicólogo en Palma experimentado para que lo guíe a lo largo de su viaje.