6 formas en las que la adicción te impide triunfar en la vida

6 formas en las que la adicción te impide triunfar en la vida

La adicción es desordenada. Comienza a interferir con la vida cotidiana, por lo que le resulta difícil continuar con su día sin obtener su dosis diaria. Si elige ignorar sus antojos, comienza a experimentar abstinencia igualmente dolorosa. Estos pueden incluir dolores de cabeza, náuseas y calambres estomacales dolorosos, que lo empujarán a buscar un alivio inmediato. Sin ayuda profesional, casi no hay salida del laberinto. Los institutos que conocen su condición solo pueden guiarlo suavemente hacia una vida sobria. 

Sin embargo, el abuso continuo de sustancias lo aleja más de una vida de sobriedad. Tus amigos y familiares también sentirán los efectos de la adicción. No querrían tratar contigo cuando no tienes control sobre tus acciones y palabras. Para ayudarlo a comprender cómo la adicción puede hundir sus garras más profundamente en usted, considere las siguientes razones por las que debe detenerse.

Se convierte en un habito

Los hábitos conforman nuestra rutina. Tú eliges tus hábitos para asegurarte de tener una vida valiosa y plena. Por ejemplo, está configurando la alarma para levantarse temprano y salir a correr por la mañana. Estos son hábitos saludables que conducirán a un buen estilo de vida. La adicción, por otro lado, presenta un conjunto diferente de prácticas para ti. Tu cuerpo se acondicionará para usar sustancias para calmar los dolores de cabeza y dolencias como las náuseas. 

La adicción puede ser profunda. Si ya eres muy dependiente de sustancias, necesitas ayuda. La investigación y la educación son la única salida antes de que empiece a ser más difícil funcionar. Le ayudará si recurre a los recursos en línea, como la rehabilitación de sustancias . com para estudiar rehabilitación y conquistar su adicción. A menos que esté dispuesto a renunciar a los nuevos hábitos que ha adquirido, cada día será más difícil recuperarlo.

Te descuidas a ti mismo

Descuidarte a ti mismo es un perjuicio para ti mismo. Dejas de preocuparte por tu salud, higiene y tu bienestar. La imprudencia continua comenzará a expresarse físicamente. Puede estar más enfermo que sano y no tener interés en hacer nada fuera de permitir su adicción. Una vez que estos signos se establezcan, su cuerpo comenzará a protestar contra un estilo de vida equilibrado. 

En consecuencia, estás atrapado en un círculo vicioso de negligencia. Su salud mental y emocional también sufrirá bajo el peso de su abuso. Puede sentirse deprimido, ansioso e incluso paranoico. Cuando has tocado fondo y continúas allí, no puedes sacar mucho provecho de la vida.

Puede tener problemas de salud mental

No todos los problemas de salud mental se derivan de la adicción, pero la adicción puede conducir a problemas de salud mental. Existe la posibilidad de que te deprimas y te vuelvas paranoico. En casos extremos, puede comenzar a morirse de hambre e incluso dejar de dormir. Los problemas de salud mental son un desafío. Empiezas a perder tu lado racional y lógico y empiezas a dejar que tu condición se apodere de ti. Es posible que tenga dificultades para mantenerse al día con las apariencias sociales y, a menudo, no lo inviten. 

Las personas con problemas de salud mental pueden ser impredecibles. La gente preferiría no tratar contigo en absoluto que tratar de entenderte. Una adicción que conduce a problemas de salud mental es peligrosa. No tienes control sobre lo que dices y lo que haces. Puedes volverte ofensivo e incluso agredir a las personas.

Nadie quiere contratarte

Como adicto, mantener un trabajo es difícil. Los lugares de trabajo son espacios altamente estresantes. Los factores que contribuyen son los plazos, las políticas de la empresa y las horas de trabajo que deben seguirse al pie de la letra. Los adictos necesitan abusar de las sustancias con frecuencia, o los antojos comienzan a asentarse. Estos antojos son intensos y, a menudo, pueden hacer que un adicto se vuelva irracional e incluso agresivo. Este es un lado de la imagen que dificulta la adicción. El otro lado de la imagen son los adictos que abusan en el trabajo . Los efectos de las sustancias medicamentosas no pueden permanecer ocultos. Hablar arrastrando las palabras, el comportamiento errático y no tener decoro social o laboral es un claro indicio. 

No puedes progresar

Si quieres alcanzar metas en la vida, necesitas ambición. La adicción quita el propósito. No piensas racional o lógicamente y ya no puedes comprometerte con los planes. Si te convertiste en adicto cuando eras estudiante, las posibilidades de que te gradúes son cada vez más escasas. Puede ser difícil para usted inscribirse en programas educativos y trabajar en ellos hasta el final. Otros aspectos de tu vida también sufren. Puede abandonar sus aficiones como la pintura e incluso la música. 

Cuando cierras las puertas a estas oportunidades, se vuelve difícil llegar a alguna parte en la vida. Mantenerse al día con la adicción también es costoso. Entonces, en lugar de canalizar sus recursos y dinero en hábitos más saludables, puede gastarlo todo en su adicción. Sin los recursos y fondos adecuados, no se puede sacar mucho provecho de la vida. Estás atrapado en la misma posición en tu vida durante los próximos años.

Es posible que tenga un encuentro con el crimen

La adicción puede hacer que empiece a investigar delitos . Las sustancias son caras. No es fácil seguir comprando alcohol para mantenerse al día con los crecientes niveles de tolerancia. Lo mismo ocurre con cualquier droga. Incluso si las drogas son ilegales, todavía son inmensamente costosas de comprar. Como adicto, mantener un trabajo estable o incluso administrar un negocio es imposible. Las sustancias te incapacitan reduciéndote a la imprudencia y falta de juicio. Puede comenzar a considerar los delitos como un medio para llegar a fin de mes. La mayoría de los delitos pueden comenzar de a poco, como robar en tiendas e incluso robar dinero. Si tiene problemas con la ley, puede paralizar su vida. Nadie quiere ir a la cárcel y tenerlo grabado en su registro. 

Una vez que comienza la adicción, es difícil salir de ella. La única posibilidad de redención que tienes es entrar en rehabilitación lo antes posible. Si continúa retrasando su tratamiento, puede hundirse más en la adicción. Las sustancias se convertirán en parte de tu vida. Comenzarás a descuidarte a ti mismo y a los que te rodean. Entonces, antes de que te consuma por completo, es mejor buscar ayuda y liberarte de las ataduras de la adicción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: