Divorcio: ¿Cómo ayudar a su hijo a afrontar la separación?

Experimentar un divorcio puede resultar complicado para toda la familia. Como padres, es un territorio inexplorado cómo proceder cuando se trata de temas como la custodia compartida o el tiempo dividido entre padres. Puede ser particularmente difícil si un niño verá mucho menos a uno de sus padres debido a problemas de reubicación o custodia. La ansiedad por separación o los cambios de comportamiento son comunes durante este tiempo. Es importante perdonarse a sí mismo como cuidador y comprender que no existe una forma de libro de texto sobre cómo manejar esta transición de vida, de hecho, cada familia y cada situación es diferente. Puede ser desgarrador ver a sus hijos molestos cuando tienen que dejarlo o cambiar de hogar, por lo que es importante que obtenga el apoyo que necesita para sobrellevar estas emociones.

Aquí hay algunas pautas y consejos para ayudar a sus hijos que pueden estar luchando por la separación de los padres:

Manténgalos informados.

Los niños son perceptivos, a menudo mucho más perceptivos de lo que les damos crédito. Es muy probable que supieran que algo andaba mal en su relación antes de que usted pensara que lo sabían. Puede ser útil incluirlos (de una manera apropiada para su edad) sobre lo que está sucediendo lo antes posible. A menudo, si no saben lo que está sucediendo, esto permite que su imaginación (a veces muy activa) llene los vacíos. Decida con su pareja qué es lo que se siente cómodo compartiendo con su hijo y permítale que le haga preguntas. Hágales saber que pueden hacer preguntas y entablar un diálogo abierto con sus padres. También es importante recordar que está bien no tener todas las respuestas como padre durante este proceso.

Planifique y hable durante el día.

La estabilidad y la rutina serán sus mayores activos durante esta transición. Por naturaleza, el proceso de divorcio y separación desarraiga por completo el horario de una familia. Cuanto antes pueda establecerse en un nuevo horario, mejor, y su familia puede comenzar a confiar en la estabilidad de esta nueva rutina. Si va a haber un cambio en el entorno, hable con sus hijos. Habla con ellos sobre cada aspecto del día. Piense en lo que pueden necesitar durante el día y ayúdelos a empacarlo con anticipación. Explique quién los recogerá y a qué hora. Obviamente, esto es importante para los niños mayores, pero incluso para los niños pequeños; son capaces de comprender los planes básicos del día. Las incógnitas y las preguntas sin respuesta pueden ser una gran fuente de estrés durante un divorcio.

Esté preparado para grandes sentimientos o sentimientos ocultos.

Los niños sentirán una variedad de emociones.como ira, dolor, confusión, preocupación o miedo. Tendrán que lamentar la pérdida de su unidad familiar de la misma manera que usted como padre. Es posible que los niños no tengan la salida para expresar estas emociones. Algunos se comportarán mal en la escuela o con uno o ambos padres. Es importante mantener la empatía durante esta transición y recordar que es parte del proceso. Brindarle a su hijo un sólido sistema de apoyo emocional ayudará en esta transición. Asegúrese de que su hijo no necesite tomar partido y que ambos padres le tengan un amor incondicional, esto aliviará la ansiedad. Si tiene varios hijos, esté preparado para que los diferentes niños se las arreglen de manera diferente. Si necesita terapia infantil y el apoyo de un profesional que lo ayude a navegar por una separación, un psicólogo en Palma puede ayudarlo en este proceso. Un psicólogo también puede trabajar con sus hijos para ayudarlos a expresar sus sentimientos que pueden estar ocultando o que no están seguros de qué hacer con ellos. Para reservar en un horario para hablar con un psicólogo, llámenos o escríbanos un correo.

A %d blogueros les gusta esto: