Estrés vs. agotamiento: cómo diferenciarlos

Estrés vs. agotamiento: cómo diferenciarlos

El estrés es una respuesta natural a los factores estresantes cotidianos o extraordinarios. A veces, puede persistir por un tiempo y volverse crónico. Esto puede conducir al agotamiento, pero no siempre.

Te has sentido estresado antes. Pero esta sensación de agotamiento, confusión mental y falta de motivación parece haber estado ocurriendo desde hace un tiempo. ¿Esto es estrés crónico o agotamiento?

Podría ser ambos. Para abordarlo adecuadamente, puede ser una buena idea comprender las similitudes y diferencias entre estar estresado y agotado.

¿Estás estresado o agotado?

Estrés vs angustia

El estrés se refiere a la capacidad natural de su cuerpo para responder a las presiones internas o externas. Su propósito es prepararte para los desafíos, tanto negativos como positivos.

El estrés no es necesariamente una reacción negativa. En muchos casos, se conoce como estrés y puede ayudarlo a estar alerta y lograr sus objetivos. Por ejemplo, la fecha límite de un proyecto puede llevarte a concentrarte.

En otros casos, la respuesta al estrés lo lleva a sentirse abrumado e incapaz de sobrellevarlo, y se conoce como angustia.

Lo que hace que experimente uno u otro depende de muchos factores, incluida la forma en que interpreta el factor estresante, sus recursos emocionales y el potencial de apoyo.

Por ejemplo, la misma fecha límite que ayuda a alguien a concentrarse puede hacer que otra persona se congele y experimente ansiedad. La misma cantidad de carga de trabajo puede motivar a una persona y angustiar a otra.

Estrés crónico vs agotamiento

Cuando está expuesto a factores estresantes persistentes, puede experimentar estrés crónico, especialmente si no está controlando su estrés desde el principio. El estrés crónico se refiere a la respuesta de estrés que se activa durante mucho tiempo o de forma recurrente.

El agotamiento se considera una forma de angustia prolongada. El concepto fue medido por primera vez por la psicóloga social Christina Maslach, quien lo definió en 2003 como una “respuesta a los factores estresantes emocionales e interpersonales a largo plazo en el trabajo”.

Desde entonces, la investigación ha encontrado que el agotamiento no solo está relacionado con el estrés en el lugar de trabajo . Puede aplicarse a muchas áreas de la vida donde están presentes factores estresantes prolongados.

“Es más común en trabajos de alto estrés que requieren vigilancia constante y toma de decisiones”, dice la Dra. Jessica Myszak , psicóloga licenciada en Memphis. “El agotamiento también puede ocurrir en […] la enseñanza y el trabajo social, y se reconoce cada vez más que el agotamiento autista se debe al enmascaramiento y al abrumamiento sensorial”.

Sin embargo, experimentar estrés crónico no siempre significa que esté agotándose.

He aquí cómo saber si es estrés crónico o agotamiento:

Similitudes

Debido a que el agotamiento es una forma de estrés negativo, comparte algunos de sus principales signos y síntomas .

El estrés crónico y el agotamiento pueden tener efectos físicos , como:

  • dolores de cabeza
  • cambios en los patrones de sueño
  • dolores y molestias corporales
  • fatiga
  • Palpitaciones del corazón
  • dificultad para respirar
  • estreñimiento o diarrea
  • tension muscular
  • disfunción sexual
  • deseo sexual bajo
  • sistema inmunológico debilitado

Los efectos emocionales y mentales pueden incluir:

  • ansiedad
  • depresión
  • falta de motivación
  • irritabilidad
  • problemas para concentrarse
  • dificultad para aprender
  • olvido
  • episodios de llanto
  • control de bajo impulso

Diferencias

Una revisión de la investigación del 2016 sugiere que el agotamiento no está necesariamente separado del estrés crónico, sino más bien el otro extremo del continuo del estrés.

En otras palabras, cuando el estrés crónico lo lleva a experimentar síntomas más intensos y severos y afecta su capacidad para funcionar, se llama agotamiento.

La misma revisión indicó que la mayoría de las escalas de agotamiento examinadas mencionaron altos niveles de agotamiento (físico y mental) como la principal diferencia entre el agotamiento y el estrés.

Además, los autores de la revisión identificaron tres características principales del agotamiento:

  • agotamiento abrumador
  • cinismo y desapego del trabajo o tarea
  • sensación de no ser productivo, realizado o eficaz

Entonces, por ejemplo, un compromiso laboral bajo, como sentirse separado de un propósito y desinteresado en su trabajo, puede indicar agotamiento y no estrés.

El agotamiento puede ser perjudicial.

“Experimentar estas reacciones puede crear una espiral descendente de desesperación y confusión emocional”, dice la Dra. Mary Ann V. Mercer , psicóloga y autora de Barrington, Illinois. “Es como una bola de nieve que rueda cuesta abajo, recogiendo más nieve y velocidad hasta que finalmente choca contra un árbol al pie de la colina”.

Ella agrega: «Esto no debe tomarse a la ligera, y no es solo [un] tipo de situación de ‘sonreír y aguantar'».

3 consejos para manejar el estrés

Si el agotamiento se encuentra en el otro extremo del espectro del estrés, cuanto antes encuentre formas de manejar el estrés agudo, es menos probable que experimente estrés crónico o agotamiento.

Para manejar mejor su reacción a factores estresantes significativos, considere estos consejos:

Pruebe los antiestrés de emergencia

Para ayudar a controlar el estrés agudo, o el estrés del que necesita un respiro inmediato, intente:

  • practicando ejercicios de puesta a tierra
  • tomando respiraciones enfocadas y profundas
  • practicar técnicas de relajación de forma regular
  • tomando un descanso de la situación
  • salir a caminar
  • abrazando a tu mascota
  • escuchando música relajante
  • tomar una noche para «dormir en ella»

Considere el diálogo interno positivo

El diálogo interno positivo puede conducir a una disminución de los niveles de estrés al mejorar y fortalecer sus habilidades de afrontamiento. El diálogo interno negativo puede reforzar el estrés al conducir a una baja autoestima.

El diálogo interno positivo puede consistir en cambiar un “No valgo nada” por un “Soy nuevo en esto. Estoy aprendiendo.» En otras palabras, desafiar el diálogo interno negativo puede ser el primer paso.

Intenta establecer límites

Los límites personales pueden protegerlo de una exposición innecesaria al estrés al indicarle, por adelantado, qué líneas se pueden y no se pueden cruzar.

Si, por ejemplo, no puede quedarse hasta tarde en el trabajo o tener una charla de café con amigos porque necesita recoger a sus hijos, decir esto desde el principio puede hacer que estos casos sean más manejables.

4 consejos para sobrellevar el agotamiento

Experimentar agotamiento no es tu culpa. No significa que hayas hecho o dejado de hacer algo para evitar sentirte así.

Si ha estado expuesto a factores estresantes significativos y no ha tenido los recursos emocionales para hacerle frente, es natural que algunos de sus síntomas se intensifiquen.

Si siente que ya ha llegado al límite de su estrés continuo, aún es posible afrontarlo:

Trate de concentrarse en las soluciones

Mercer sugiere adoptar un enfoque basado en soluciones cuando se sienta abrumado.

Puede preguntarse: «¿Qué puedo hacer exactamente para resolver esto?» en lugar de enfocarse en cómo se siente o en las cosas que siente que son difíciles de hacer en este momento.

Mercer dice que las personas que se centran en las soluciones suelen ser optimistas. Esto puede ayudarlos a manejar el estrés.

Centrarse en cómo puede manejar el agotamiento también puede hacer que se sienta empoderado y que hay una salida.

Hacer tiempo para uno mismo puede ayudar

El agotamiento es el resultado de una exposición prolongada y persistente a un factor estresante. Es posible que deba crear distancia entre usted y dicho factor estresante.

Esto puede no ser siempre posible. Si el factor estresante es su trabajo, es natural que no pueda simplemente levantarse e irse. Pero la distancia también puede ser emocional y mental.

Myszak sugiere tomarse el tiempo para hacer las cosas por usted.

“Es importante tomarse tiempo para uno mismo y hacer cosas que lo hagan feliz”, aconseja. “Esto podría implicar tomarse un descanso del trabajo, pasar tiempo con amigos y familiares o aprender un nuevo pasatiempo”.

Crear y respetar límites estrictos también puede ayudar. Si experimenta agotamiento relacionado con el trabajo, considere dejar el trabajo en el trabajo una vez que llegue a casa.

Intenta celebrar tus logros

El pesimismo es a menudo un efecto del agotamiento, dice Mercer. Ella recomienda concentrarse en su progreso y logros cada vez que se sienta abrumado. Considere escribir sus logros en una lista y consulte esta lista cuando necesite alguna perspectiva.

“Cuando lea su lista, seguramente se sentirá emocionado y, lo que es más importante, se preguntará cómo dudó de sí mismo en primer lugar”, dice ella.

Debido a que el agotamiento puede llevarlo a sentir que no está siendo productivo o bueno en lo que hace, reevaluar estos pensamientos puede tener un impacto en su estado de ánimo.

Pedir apoyo es clave

Enfrentar sus factores estresantes puede ser bastante difícil; hacerlo solo puede volverse abrumador y provocar agotamiento.

Si siente que el estrés se está convirtiendo en otra cosa, considere pedir ayuda cuando y como pueda.

Hablar con gerentes y colegas de confianza sobre cómo te sientes puede ayudar, así como pensar en formas en que pueden ayudarte con los plazos, los proyectos y el tiempo libre.

Las parejas, los familiares y los amigos también pueden echarte una mano cuando te sientas agotado. Pueden ayudarlo a comprar alimentos, recoger a los niños en la escuela o ayudarlo con las tareas del hogar.

La idea es que te sientas apoyado en algunas áreas de tu vida mientras descubres cómo defender tus factores estresantes dominantes.

Hablar con un psicólogo en Mallorca profesional de la salud mental también es muy recomendable cuando experimentas agotamiento. Pueden ayudarlo a desarrollar nuevas habilidades de afrontamiento y ayudarlo a explorar formas de resolver el problema de manera activa. Tener un espacio seguro para desahogarse también puede ser una experiencia curativa.

Conclusión

La diferencia entre el estrés y el agotamiento puede estar en la intensidad de los síntomas que experimenta. Sentirse agotado puede significar que está física y mentalmente agotado, carece de motivación, experimenta confusión mental y tiene la sensación de ser improductivo.

Manejar el estrés temprano, alejarse de las fuentes de estrés prolongado y hablar con compañeros y profesionales que lo apoyen pueden ayudarlo a sobrellevar mejor el agotamiento en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: