Pasos para recuperarse de la codependencia

Ser codependiente a menudo puede sentirse como un ciclo constante de personas complaciendo y sintiéndose responsables de todo y de todos los que te rodean. Aunque puede ser difícil luchar contra esto al principio, romper este ciclo puede ser un gran paso para encontrarse a sí mismo y finalmente poder atender sus propias necesidades personales y comenzar a recuperarse de la codependencia. En terapia común una psicóloga en Palma de Mallorca necesita un mínimo de varios meses para erradicar codependencia severa.

Explore su codependencia 

La recuperación de la codependencia comenzará por ser honesto consigo mismo y explorar cómo la codependencia afecta su vida. Esta es la clave para descubrir cómo alejarse de sus malos hábitos. Trate de ser más consciente de sus sentimientos con otras personas y de cómo determinan sus acciones.

La codependencia puede verse así:

  • Sentirse responsable de las emociones de los demás.
  • No confiar en su propio juicio y tomar malas decisiones
  • Miedo al abandono y al rechazo
  • Dificultad para comunicar sus pensamientos.
  • Luchando por identificar y comunicar sus necesidades

Al identificar estos rasgos, es importante no juzgar completamente a sí mismo y asegurarse de que su codependencia no lo define. Culparse a sí mismo puede ser su instinto inicial, pero debe tratarse con la misma amabilidad y compasión que brindaría a otras personas.

Gestiona tus propias necesidades

Ver a los demás como una extensión de ti mismo y no poder priorizarte puede ser perjudicial para tu salud mental. Reflexione sobre sus necesidades físicas y emocionales y sobre cómo puede sentir que no se están cumpliendo. Esto a menudo puede ser incómodo, ya que no es co-dependiente estar en sintonía con sus propios sentimientos. Al trabajar con estas emociones incómodas, puede aprender más sobre usted mismo y desarrollar un sentido de sí mismo más fuerte.

Es posible que deba comenzar satisfaciendo sus necesidades físicas básicas, por ejemplo, haciendo ejercicio, comiendo de manera saludable y manteniendo un patrón de sueño, y luego pasar a un trabajo interno más difícil, como determinar sus valores fundamentales en las relaciones y cómo lo hacen sentir las personas a su alrededor. Independientemente de lo que sea, ¡tómate las cosas a tu propio ritmo y no te presiones demasiado!

Establecer límites

Comprender los límites con los demás a menudo puede ser difícil si no confías en ti mismo o si no te sientes responsable de mantener la felicidad de las personas. Esta es la razón por la que explorar su codependencia es un paso importante, le permite identificar cuándo está invirtiendo demasiada energía en otra persona, ¡que es exactamente cuando se debe establecer un límite!

Para familiarizarse con esto, recuerde que tiene derecho a priorizar sus necesidades y no importa cómo responda la otra persona, todavía está haciendo lo correcto. Los límites son necesarios para tener relaciones saludables y no debes sentirte culpable ni egoísta.

Trate de ser respetuoso con las necesidades de la otra persona y valide sus sentimientos, pero también tenga muy claro cuáles son sus expectativas. Explicarte de la manera más sencilla posible puede ayudar a la otra persona a comprender por qué estás estableciendo el límite.

Recuperarse de la codependencia será más que analizar su relación con los demás, pero lo más importante es su relación con usted mismo. Puede ser difícil al principio, pero con el tiempo establecerás una relación mucho mejor contigo mismo y comenzarás a darte cuenta de que tu felicidad siempre debe ser una prioridad.