¿Qué hacer si sus padres muestran signos de demencia?

¿Qué hacer si sus padres muestran signos de demencia?

Existen muchos riesgos para la salud asociados con el envejecimiento. Algunos de los problemas de salud más comunes que afectan a las personas mayores incluyen pérdida de audición, cataratas, dolor de espalda, diabetes y demencia. Sin embargo, hay pasos que puede tomar para minimizar el desarrollo y el impacto negativo de estas condiciones. En este artículo, cubriremos las medidas prácticas que puede tomar si su padre muestra signos de demencia.

1. Documentar y compartir los comportamientos relacionados con la demencia con un médico.

Los ancianos pueden sentirse avergonzados de sus capacidades cognitivas reducidas y pueden optar por ocultarlas. Como resultado, es muy importante dedicar tiempo a observar a su padre anciano para que pueda tener una buena idea de lo que le está afectando. Aunque los primeros  signos de demencia   pueden ser muy sutiles, son notables. Si reconoce que su padre está experimentando pérdida de memoria, tiene dificultad para concentrarse, tiene dificultades para seguir las conversaciones y le resulta difícil llevar a cabo las tareas de rutina, recuerde anotar estos síntomas y hablar con el médico de su padre sobre ellos.

2. Siga aprendiendo sobre la demencia

Uno de los pasos más importantes que puede tomar para  ayudar a sus padres a  reducir la probabilidad de desarrollar demencia es aprenderlo usted mismo. Infórmese sobre qué es la demencia, cómo se trata, cómo detectarla en sus seres queridos y cómo manejar los síntomas. Luego, puede usar esta información para ayudar a sus padres a tomar medidas preventivas, como llevar una dieta más saludable, hacer más ejercicio físico y participar regularmente en actividades que estimulan la función cognitiva. Cuanto más informado esté sobre la demencia, mejores serán sus decisiones para ayudar a sus padres a controlar la afección.

3. Busque la ayuda adecuada 

Si a su padre le diagnosticaron demencia recientemente, es hora de tomar medidas adicionales para ayudarlo. Si bien actualmente no existe una cura para la demencia, trabajar con un profesional de la salud mental puede ayudar. Investigue los centros de salud mental en su área y pregunte si hay algún programa de tratamiento diseñado específicamente para ayudar a las personas con demencia.

4. Mantén el ánimo de tus padres

Ayudar a sus padres a mantener una actitud positiva es una parte fundamental para hacer frente a la demencia. Trate de motivar a sus padres para que cooperen durante el proceso de tratamiento y sean pacientes mientras intentan superar cualquier contratiempo. Cuando tus padres vean lo comprensivo que eres y lo mucho que te preocupas, se animará a seguir con el programa de atención que hayas elegido.

Vivir con demencia no es fácil. Sin embargo, su determinación de aprender sobre la afección y brindar apoyo continuo puede hacer mucho para mejorar la calidad de vida de sus padres. Recuerde tratar a sus padres con  el amor, la paciencia, el respeto y el aprecio que se merecen. Cuando surjan sentimientos de frustración, puede resultarle útil reflexionar sobre todo lo que sus padres han hecho en el pasado para ayudarlo.

Por supuesto, existen muchos desafíos asociados con la prestación de cuidados, así que no se sorprenda si se siente agotado de vez en cuando. Se recomienda encarecidamente que aproveche las oportunidades disponibles para relajarse y refrescarse cuando sea posible. Cuando goza de buena salud, está en mejores condiciones de brindar atención continua y eficaz a sus padres. Y si alguna vez se siente abrumado por sus responsabilidades como cuidador, no olvide que siempre puede hablar con un amigo en quien confíe o encontrar un terapeuta autorizado en su área.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: