8 Formas maravillosas para entretener tu cerebro

La siguiente vez que estés aburrido, intenta estos ejercicios mentales.

Por omnipresentes que puedan ser, las distracciones que presentan las aplicaciones de teléfonos inteligentes y los videojuegos pueden no estar siempre disponibles para mantener tu mente ocupada. Tal vez estés en la silla del dentista, preparándote para un tratamiento largo y potencialmente incómodo. Puedes estar en una situación más agradable, como sentarte en una silla de playa y ver las olas romper en la orilla. En cualquier caso, puedes descubrir a tu mente buscando algo, cualquier cosa, para proporcionarte estimulación interior.

Podrías argumentar que distraerte en lugar de enfocarte en el momento presente va en contra de todo lo que has estado aprendiendo sobre la práctica del Mindfulness . Después de todo, ¿no deberías centrarte en cada ola que rompe, y no dejar que tu mente divague en otra parte? ¿No es por eso que te fuiste de vacaciones? La característica paradójica de la atención plena es que cuanto más piensas en tratar de pensar en cada experiencia que estás teniendo en profundidad, más difícil es lograr esa paz interior que buscas.

Por otro lado, puede que no haya un argumento tan fuerte para practicar la atención plena en la silla del dentista a medida que tu boca recibe diferentes instrumentos. Los verdaderos practicantes de mindfulness sin duda encontrarían una manera de usar incluso estas experiencias dolorosas para vivir en el momento presente, pero esto parece un verdadero esfuerzo para ti.

Cuando no puedes o no quieres practicar mindfulness, y tu smartphone no está disponible para ocuparte de otra forma, ¿por qué no usar tu propio cerebro para proporcionar tu propio entretenimiento? Después de todo, tienes años de experiencias de las cuales puedes extraer presencia consciente. Usar lo que se conoce como la «red de modo predeterminado» del cerebro, o puedes sorprenderte de lo mucho que puedes divertirte al dejar que tus miles de millones de neuronas se adueñen de tu vida interior.

El papel de la red de modo predeterminado en las experiencias internas y externas de tu cerebro

Durante mucho tiempo se pensó que modo predeterminado era lo que se podría llamar el «patio de recreo» del cerebro, y se pensó que solo estaba activo cuando se procesaban estímulos generados internamente, como ensoñaciones. Sin embargo, según Yaara Yeshurun y sus colegas de la Universidad de Tel Aviv (2021), el modo predeterminado integra activamente la estimulación externa, como tus experiencias, para su propio funcionamiento. Yeshurun et al. argumentan que: «el modo predeterminado es una red activa y dinámica de ‘creación de sentido’ que integra información extrínseca entrante con información intrínseca previa a lo largo de largas escalas de tiempo para formar modelos ricos, dependientes del contexto e idiosincrásicos de la situación a medida que se desarrolla a lo largo del tiempo».

En otras palabras, si tu cerebro va a tener estimulación interna que vale la pena generar, también necesita tener «un sentido» de los eventos reales que han ocurrido en tu vida. Imagina si no tuvieras nada nuevo en que pensar aparte de los pensamientos con los que naciste. De hecho, el modo predeterminado procesa no solo tus experiencias, según los autores israelíes, sino también las experiencias de otras personas a través de la comunicación compartida.

A medida que alimentas tus propias experiencias y las que compartes con otros en tu aparato mental, puedes comenzar a construir ricas fuentes de «juguetes» para darle a tu cerebro suficiente para hacer ejercicio. Cuando estás solo con tus pensamientos, entonces, no estás realmente solo, porque tus «narrativas compartidas» con otros te dan más material con el que trabajar.

El valor de ejercitar tu memoria

Basado en el artículo de Yeshurun et al. parte de profundizar en tu modo predeterminado implica recordar eventos del pasado. Sin embargo, ser capaz de recordar esos eventos puede requerir su propio conjunto de juegos. Según un estudio reciente realizado por Brittany Intzandt y sus colegas de la Universidad de Concordia (Montreal) (2021), el entrenamiento de la memoria puede ser tan beneficioso como el ejercicio físico para promover la salud cerebral. Al revisar los hallazgos de 38 estudios que comparan el entrenamiento cognitivo con el ejercicio tanto en el rendimiento cognitivo como en los cambios estructurales en el cerebro de los adultos mayores, los autores canadienses reportan la eficacia de una estrategia de entrenamiento conocida como el Método de Loci en el que se recuerda la información asociándola con lugares físicos, como las habitaciones de tu casa. Los participantes entrenados en este método fueron capaces de ampliar su capacidad para recordar listas de palabras no relacionadas si recibieron suficiente práctica (al menos 10 semanas de entrenamiento).

Si es cierto que este truco mnemotécnico simple y tradicional puede expandir tu capacidad cognitiva al mismo tiempo que enriquece tu cerebro, entonces ser capaz de entretenerte jugando con tu memoria podría tener sus propios beneficios potenciales además de la capacidad de distraerte cuando estás aburrido.

8 estrategias de entretenimiento cerebral

Es hora de enumerar las 8 estrategias cerebrales que puedes usar la próxima vez que busques involucrar a tu propio modo predeterminado como fuente de entretenimiento:

  1. Trata de recordar las líneas de una obra de teatro o película que te guste mucho. Revisita todas esas grandes citas que te gustan sacar cuando compartes ingenio con otros aficionados al teatro o al cine. ¿Cuántas puedes traer a la conciencia consciente? ¿Cuáles fueron las más divertidas y cuáles las más conmovedoras?
  2. Sumérgete en la escena de una pintura. Imagina una obra de arte conocida como uno de los nenúfares de Monet o la Noche estrellada de Van Gogh. ¿Cómo es caminar en el jardín o a orillas del río Sena? ¿Con quién estás?
  3. Piensa en tu primer día de primaria. ¿Quién fue tu profesor? ¿Qué te pusiste ese día? ¿Te divertiste? ¿Cuántas imágenes específicas puedes atraer a tu conciencia?
  4. Crea una lista de invitaciones para tu próximo evento social. Elige a las personas que más te gustaría que se unieran a ti y luego trata de recordar los nombres de sus cónyuges o parejas. Si tienes problemas con los nombres, ¿al menos recuerdas sus caras?
  5. Practica ese Método de Loci. Esta forma de entretenimiento puede requerir cierta preparación previa, pero aún así es algo que puedes hacer cuando intentas divertirte sin ningún estímulo externo. Prepárate para memorizar uno de esos discursos o escenas favoritas de una película, asociando cada frase u oración con una habitación de tu casa u otro lugar conocido. Luego ve qué tan bien lo haces cuando estás solo sin señales externas volviendo sobre tus pasos a través de la casa o la locación.
  6. Planifica tus próximas vacaciones. Es posible que no desees planificar unas vacaciones mientras estás de vacaciones, aunque algunas personas disfrutan de esto, pero cuando estás tratando de centrar tu mente en algo divertido, esto puede ser una excelente forma de ejercicio. De acuerdo con un nuevo estudio realizado por Colin West y sus colegas de UCLA (2021), incluso puedes usar la planificación de tu fin de semana como «vacaciones» para cosechar beneficios emocionales significativos.
  7. Organiza tu menú para la semana. Otro tipo de planificación que puede alejarte mentalmente de un desagradable episodio de aburrimiento es la comida. Si eres o no el que prepara la comida, todavía puedes recorrer los movimientos mentales de elegir tus delicias favoritas y maneras de prepararlas. Además de ser entretenido, la planificación de comidas también puede beneficiar potencialmente tu salud. La investigadora de la Universidad de París Pauline Ducrot y sus colegas (2017) descubrieron que las personas que planifican sus comidas también terminan teniendo dietas más saludables y tienen menos probabilidades de ser obesas.
  8. Juega con cualquier estimulación sensorial que puedas encontrar. Mientras estás sentado en la silla del dentista, ¿notas un patrón en los azulejos del techo? ¿Puedes hacer diferentes formas a partir de esos patrones? ¿Qué hay de la música que podría estar en el fondo? Si es una canción bien conocida, ¿puedes recordar la letra? ¿Cómo cambiarías la letra si pudieras, para que coincida con tu situación? La calidad de la apertura a la experiencia, un rasgo de la personalidad, parece estar relacionada con ciertas formas de inteligencia, así como la creatividad (Liu et al., 2017).

Resumiendo es genial poder practicar mindfulness, dada su relación con la salud mental y física. Sin embargo, cuando la atención plena está fuera de tu alcance, o prefieres ser transportado a otro lugar, estos entretenimientos cerebrales pueden proporcionar sus propios beneficios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: