¿Cómo superar la depresión del aborto?

El aborto siempre ha sido un tema polémico. Todos tienen una opinión sobre el tema y rara vez son tímidos al expresarlo. Pero cuando se va más allá del argumento de la elección frente a la ética, generalmente no se dice mucho más al respecto. La idea de que las mujeres tengan que superar algo como la depresión apenas se registra como nota al pie.

Tener un aborto puede ser una experiencia increíblemente estresante, que genera sentimientos de miedo, conflicto, vergüenza y culpa, por nombrar algunos. Puede ser aislado y solitario. Algunas mujeres toman la decisión y nunca miran hacia atrás, pero todas estamos a merced de nuestra propia disposición única, por lo que cada una de nosotras reaccionará de acuerdo con nuestros propios umbrales y tolerancias.

Las razones importan

Las razones para solicitar un despido pueden ser múltiples y complejas. Podría ser un embarazo no deseado, los problemas económicos o personales pueden influir y, en los casos más desafiantes, podría deberse a las consecuencias de una agresión sexual.

Cada uno de ellos viene con su propio conjunto de variables que influyen en el proceso de toma de decisiones y sirven como un catalizador potencial para futuras dificultades emocionales. Y como con cualquier problema de esta naturaleza, es al rastrear los síntomas hasta este punto que se puede encontrar alivio.

La concepción errónea común

El supuesto es que una vez que se ha completado el procedimiento y los efectos físicos han disminuido, esto trae consigo el cierre. Y, por supuesto, esto puede ser cierto. Muchas mujeres sienten una sensación de alivio y siguen adelante con sus vidas sin obstáculos. Pero para otros, abre una herida emocional que requiere un proceso de duelo y de reconciliación.

Como puede haber descubierto, no hay garantía de empatía en el día en sí, pero no necesariamente fuera de juicio. La mayoría de los consultorios médicos están inundados de pacientes, lo que significa que se necesita un cambio rápido para cumplir con el cronograma. Sin embargo, esto no escapa al hecho de que el nivel de compasión que se le brinda puede ser un factor importante en su capacidad para avanzar.

Las causas de la depresión del aborto (síndrome postaborto)

Un cierto grado de tristeza es una parte esperada del proceso de terminación, ya que los niveles hormonales fluctúan y el cuerpo regresa a su ciclo menstrual. Es una respuesta natural. Sin embargo, es cuando los signos de dolor, enojo y arrepentimiento persisten durante un período prolongado que apunta al inicio de un problema de raíces más profundas que se está afianzando.

La depresión ciertamente puede ser una gran parte de esto, pero un término mucho más inclusivo es síndrome postaborto (PAS) o síndrome de estrés posaborto (PASS). Ambos se refieren a la misma afección y reconocen que no existe un factor definitorio único, sino una serie de causas y síntomas resultantes. Éstos son algunos de los más experimentados.

Aborto presurizado o forzado 

Muchas veces, es el hombre el que empuja primero y empuja con más fuerza para un aborto. Escuchar las palabras «qué vamos a hacer» cuando se da la noticia de un embarazo puede parecer inocente, pero el subtexto suele ser «tenemos que deshacernos de eso». Experimentar este tipo de presión puede generar sentimientos de enojo por ser manipulado, especialmente si lo hace actuar en contra de sus valores; puede desempoderar. También puede exponer fallas en lo que pensaba que era, en esencia, una relación amorosa, lo que lleva a un profundo estado de tristeza.

Emociones conflictivas

La presión de la pareja puede ser un factor que contribuya a los sentimientos de conflicto, pero también puede extenderse a otras influencias, como el estigma social, religioso y político. El conflicto a menudo surge de sentirse obligado a seguir una acción en particular en lugar de hacer lo que cree que es correcto. Pero nadie más tiene que vivir con las consecuencias. Es tu decisión, tu código moral; su ética, y si siente que se ha visto obligado a actuar en su contra, puede haber sentimientos profundos de arrepentimiento, que afectarán su bienestar mental y emocional.

Falta de apoyo adecuado

Como ya hemos comentado, el síndrome postaborto aún no está tan ampliamente aceptado como podría serlo; por lo tanto, mucha gente simplemente no es consciente del peso emocional que puede estar asociado con él. Desde la perspectiva masculina, a menudo existe un egocentrismo al impulsar el procedimiento; el deseo de escapar de la responsabilidad de engendrar un hijo, lo que significa que la empatía puede ser escasa. Y eso no es para mostrar a todos los hombres de la misma manera, pero si se encuentra en esta situación, es importante hablar con alguien que pueda brindarle apoyo.

Emociones reprimidas

Esto es una continuación del punto anterior. Donde no hay apoyo, a menudo no hay salida para expresarse. En cierto modo, es como si fuera necesario obtener permiso para facilitar el proceso de curación. Entonces, cuando esto está ausente, puede resultar en lo que se denomina ‘dolor privado de derechos’, que es la supresión de esas emociones que rodean un evento traumático. Estos sentimientos reprimidos pueden permanecer latentes y luego manifestarse como muestras de ira u otros comportamientos, que es posible que no se relacionan de inmediato con el aborto.

Conectores del aborto (desencadenantes)

En muchos sentidos, el PAS puede funcionar de manera muy similar al trastorno de estrés postraumático (trastorno de estrés postraumático). Cuando te encuentras con situaciones que te recuerdan el aborto en sí o cualquier cosa asociada con la paternidad, pueden actuar como factores estresantes y provocar ataques involuntarios de emoción. Estos desencadenantes también pueden estar relacionados con la supresión de emociones relacionadas con el evento. Es muy posible que logre dejar de lado sus sentimientos con éxito, solo para que salgan a la superficie a través de estos ‘conectores del aborto’.

Problemas mentales subyacentes

Si usted es alguien que ya tiene un historial de inestabilidad mental, es posible que un aborto difícil pueda aumentar sus posibilidades de desarrollar SAP. Por ejemplo, si ha sufrido abuso por parte de una figura controladora en el pasado, este trauma podría resurgir si luego la presionaron para que se hiciera un aborto. A veces puede hacer que el proceso de recuperación sea un poco más complicado, ya que, si se trata de un problema preexistente que se ha desencadenado, inicialmente, puede ser difícil discernir dónde están enraizados sus síntomas actuales. Sin embargo, esto de ninguna manera hace imposible una recuperación completa y exitosa.

Consejos para reducir la depresión del aborto

Abrirse / encontrar un grupo de apoyo

Lo más importante que puede hacer para superar un aborto es abrirse, especialmente si ha estado reprimiendo sus sentimientos. En primera instancia, lo ideal sería un familiar cercano, como su madre, tía o abuela. Será mucho más fácil relacionar sus desafíos y encontrar solidaridad con otras mujeres, ya que se trata de un problema específico de género. Sin embargo, si tienes una figura masculina fuerte en tu vida, en quien confías que te escuchará sin juzgar, debes buscar absolutamente su ayuda. Además, también puede encontrar un grupo de apoyo en su área. No solo contar tu propia historia es catártico, sino que brindar apoyo emocional a los demás puede ser una fuente increíble de curación.

Reconocimiento y aceptación

Esto es potencialmente un gran obstáculo, dependiendo de las circunstancias exactas que rodean su despido. Si fue objeto de mucha vergüenza por parte de familiares, amigos o incluso del profesional que buscó para el procedimiento, puede dejar cicatrices profundas. Sin embargo, lo que es importante recordar es que la decisión fue finita y ninguna cantidad de arrepentimiento la cambiará jamás. Sin embargo, puede cambiar su perspectiva y cómo ve la experiencia. Liberarse de los juicios de los demás es un paso vital para regresar a un lugar de estabilidad mental y emocional, lo que le permite cerrar el episodio.

Sea amable con usted mismo

Esto encaja con el punto anterior, pero tiene un alcance un poco más amplio. Si se encuentra en un estado depresivo, es probable que ya haya sufrido lo suficiente. Romper el ciclo de imponer la culpa y avergonzarse a uno mismo puede ser difícil, por lo que ciertamente no pretendo desacreditar una situación que ya es desafiante, pero debes mostrarte amabilidad. Puede ser difícil al principio, por lo que nadie espera que hagas algo que no parezca auténtico. Empiece con pequeños gestos; date un capricho. Planifique pequeñas cosas que esperar durante la semana y exprese gratitud cuando se presenten. Cultiva pensamientos positivos de cualquier forma que puedas y sigue así. Ponte el desafío de hacer algo bueno por ti mismo al día.

¿CON QUIÉN PUEDO HABLAR MÁS SOBRE ABORTO DEPRESIÓN?

Si está luchando para aceptar una experiencia de aborto difícil, una de nuestras psicólogas en Palma estará encantado de brindarle una consulta inicial gratuita para ayudarle a decidir el curso de acción correcto.

A %d blogueros les gusta esto: