¿Se puede tener demasiado tiempo libre?

Una nueva investigación arroja luz sobre la relación entre el tiempo libre y la felicidad.

Imagínate que pudieras tomar exactamente la cantidad de tiempo cada día para hacer lo que realmente quisieras hacer. ¿Cuánto tiempo tomarías para ti? Ahora pregúntate algo más: si realmente pudieras tener ese tiempo en tu vida, a partir de hoy, ¿serías más feliz? O, tal vez, ¿tu regalo temporal te dejaría insatisfecho?

En un nuevo artículo de investigación, un equipo de investigadores esencialmente hizo estas mismas preguntas. Examinaron el vínculo entre cuánto tiempo discrecional tienen las personas y su satisfacción en la vida. Los investigadores definieron el tiempo discrecional como «tiempo dedicado a actividades de ocio u otras actividades donde la función principal es el uso del tiempo para el placer o algún otro propósito intrínsecamente valioso». Encuestaron a un grupo de personas para asegurarse de que estaban capturando actos que la gran mayoría de la gente (más del 90%) consideraba adecuados bajo el paraguas del tiempo discrecional. Los ejemplos incluyen no hacer nada, ver televisión, jugar, pasar tiempo con la familia o amigos, ir a una galería de arte o un club de comedia, tener relaciones sexuales, ver deportes, correr, jugar golf y hacer otras formas de ejercicio. Es importante destacar que los investigadores no solo aclararon lo que califica como tiempo discrecional, sino que también tuvieron en cuenta lo que no es el tiempo discrecional. Por ejemplo, la ausencia de tiempo discrecional no es solo cuando las personas están cobrando un cheque; implica otras tareas como el cuidado de los niños, el mantenimiento del hogar o ir a una cita con el médico. Convenientemente, incluyeron a personas en su investigación, ya sea que tuvieran o no un trabajo remunerado.

El equipo evaluó cómo el tiempo discrecional y la satisfacción están conectados de dos maneras. Primero, encuestaron a las personas y descubrieron cómo pasaban su tiempo discrecional junto con lo felices que estaban con sus vidas. En segundo lugar, realizaron dos experimentos pidiéndoles a las personas que, en la primera iteración, se imaginaran cuidadosa y concienzudamente que tenían cantidades variables de tiempo discrecional y, en el segundo experimento, que también vislumbraran ese tiempo como constructivo o no.

Los resultados de su investigación revelaron algunos puntos:

En primer lugar, el tiempo libre insuficiente (es decir, menos de dos horas) se relaciona con una menor satisfacción, y la oportunidad de tener más tiempo discrecional está vinculada a sentirse mejor. Pero esto solo es cierto hasta cierto punto.

Segundo, una persona puede tener demasiado tiempo libre. En este caso, el equipo encontró que más de cinco horas de tiempo libre están conectadas con menos satisfacción.

En tercer lugar, la forma en que las personas pasan cinco o más horas de tiempo libre parece ser importante. Cuando se trata de pasar tiempo participando socialmente con otros o persiguiendo intereses de ocio que se sienten constructivos, fructíferos, gratificantes o beneficiosos, más tiempo no estaba relacionado con la disminución del bienestar. En cambio, parece ser el tiempo que se pasa solo o haciendo algo que simplemente se siente vacío o sin valor real donde más tiempo está vinculado con una menor satisfacción.

Cuarto, no importaba si estaban hablando del fin de semana o un día de la semana, o analizando a las personas que tienen un empleo remunerado o no; los resultados fueron los mismos.

¿Qué podemos sacar de esto? Eso depende de nuestras circunstancias. Como sugirió el equipo de investigación, las personas que simplemente no parecen tener un momento libre en el día podrían querer tratar de abrir un par de horas para hacer lo que les plazca. Y las personas que tienen mucho tiempo libre pueden querer ser conscientes de cómo lo pasan para que se sienta social o valioso. De cualquier manera, esta investigación sugiere que podemos cultivar y afinar nuestra relación con el tiempo y el ocio de maneras que puedan sernos más útiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: