Terapia cognitivo-conductual para el trastorno de estrés postraumático

El trastorno de estrés postraumático ocurre cuando una persona se ha enfrentado a un trauma recientemente. El trauma al que se han enfrentado mantiene su lugar en sus mentes por mucho tiempo y sigue irritándolos en forma de flashbacks y pesadillas. Si no se trata, puede interferir con su comportamiento y actividades de la vida diaria con gran intensidad.

TEP es un trastorno psiquiátrico que se presenta en personas que han sufrido cualquier evento traumático como un accidente grave, los desastres naturales, la violencia, o cualquier cosa de este tipo. Muchas personas, especialmente los niños, no pueden volver a su rutina normal y vivir en el trauma después de enfrentar tales traumas. Sin embargo, con el cuidado y la terapia adecuada, pronto podrán volver a su vida normal. Pero si los síntomas empeoran con el paso de los meses, es posible que la persona sufra de trastorno de estrés postraumático

¿Qué es el trastorno de estrés postraumático?

El trastorno de estrés postraumático es la presencia de uno o más de los siguientes, después de experimentar una lesión, muerte o violencia sexual real o amenazante: Recuerdos angustiantes frecuentes e intrusivos del evento. Re-vivencia disociativa del evento. Sueños angustiantes frecuentes sobre el evento. Reacciones fisiológicas a señales que reflejan elementos del trauma experimentado. Angustia psicológica intensa en respuesta a recordatorios del evento traumático.

Después de esto, es probable que el individuo evite recuerdos angustiantes, pensamientos o sentimientos asociados con el evento e intente evitar cualquier recordatorio asociado del evento (por ejemplo, lugares, actividades, situaciones, personas, objetos, estímulos sensoriales).

Cambios en la cognición o el estado de ánimo que consisten en dos o más de los siguientes: Incapacidad para recordar aspectos importantes del trauma. Fuertes creencias negativas sobre uno mismo, los demás y el mundo. Creencias distorsionadas sobre la causa o consecuencia del trauma que resultan en que el individuo se culpe a sí mismo. Afecto negativo frecuente. Experiencia de desapego de los demás. Disminución del interés en actividades que disfrutaba anteriormente. Incapacidad persistente para experimentar emociones positivas.

Los cambios en la excitación también están presentes, como arrebatos de ira, participación en conductas de riesgo, dificultades de concentración, hipervigilancia e interrupciones del sueño.

La duración de estas experiencias será de más de 1 mes para cumplir con los criterios de diagnóstico específicos, y deben resultar en malestar clínicamente significativo o deterioro en las áreas sociales, ocupacionales u otras áreas de funcionamiento.

¿Cómo puede ayudar la terapia cognitivo-conductual con el trastorno de estrés postraumático?

La TCC es la mejor terapia elegida para este tipo de trastornos. Ayuda al cliente que sufre de trastorno de estrés postraumático a mejorar las funciones y reducir los síntomas. Anima al paciente a reevaluar sus patrones de pensamiento y emociones para identificar el problema, como pensar que cada evento terminará catastróficamente y que todo saldrá mal. La persona conceptualiza los pensamientos nuevamente para mejorar sus patrones de pensamiento.

Según Nice, CBT le permite al cliente pensar en el evento traumático y los pensamientos asociados con él para reevaluar esos pensamientos. CTB para PTSD también incluye el manejo del estrés, lo que hace que el cliente pueda tratar mejor esos pensamientos traumáticos.

¿Cuándo es el momento adecuado para buscar CBT para el PTSD?

Si acaba de enfrentar un trauma y experimenta flashbacks, pesadillas y pensamientos de miedo sobre el trauma durante más de un mes, es el momento de buscar un terapeuta. Otros síntomas importantes son:

  • Recuerdos angustiantes no deseados.
  • Reacciones físicas.
  • Pesadillas
  • Evitación.
  • Pérdida de interés en actividades y reuniones.
  • Desesperación.
  • Dificultad para pensar positivamente.
  • Problemas de memoria.
  • Insomnio.
  • Sentirse emocionalmente entumecido.

¿Cuánto tiempo suele durar la TCC para el TEPT?

El plan de tratamiento para el trastorno de estrés postraumático generalmente se acompaña de la identificación del problema y luego la resolución de los pensamientos perturbadores. Al cliente se le recuerda el evento y luego se le aconseja que reevalúe los pensamientos asociados con eso. Por lo general, el tratamiento puede durar de 5 a 12 sesiones.

¿Cómo desarrolla una persona el trastorno de estrés postraumático?

Factores predisponentes

Hay algunos factores que pueden hacer que algunas personas sean más propensas que otras a experimentar estrés postraumático después de un incidente traumático. Los factores predisponentes pueden incluir: Exposición temprana a experiencias traumáticas. Experiencias de ansiedad antes de los 6 años. Adversidad en la infancia, como separación familiar o dificultades socioeconómicas. Menor nivel educativo.

Factores precipitantes

Los factores precipitantes incluyen: La «gravedad» del trauma (por ejemplo, aumento de la violencia, más de un trauma experimentado). Percepción de amenaza a la vida. Sostener lesiones durante el trauma. Trauma perpetrado por un individuo conocido. La experiencia de la disociación durante el evento.

Factores perpetuos

Los factores perpetuos incluyen: Exposición repetida a estímulos asociados con el trauma. Otras pérdidas relacionadas con el trauma, como la pérdida financiera o el aislamiento social después del trauma. Estrategias de afrontamiento inútiles. Tasaciones negativas.

Factores protectores

Los factores protectores incluyen ejemplos como: Apoyo social positivo. Relación estable y confiable. Estrategias de afrontamiento saludables. Estabilidad financiera. Logro educativo. También se ha destacado como factores protectores la alta expresividad emocional y las tasas más altas de autocompasión.

¿Qué es la terapia cognitivo-conductual centrada en el trauma (TF-CBT)?

La TCC centrada en el trauma es una forma de terapia cognitivo-conductual (TCC) diseñada específicamente para el TEPT. NICE recomienda que los clientes asistan entre 8 y 12 sesiones semanales con el mismo terapeuta en Palma de Mallorca. Consulte nuestra página sobre trauma para obtener más información sobre la terapia cognitivo-conductual para el trastorno de estrés postraumático.

A %d blogueros les gusta esto: