¿Cómo dejar de guardar rencor y seguir adelante?

¿Cómo dejar de guardar rencor y seguir adelante?

Guardar rencor puede ser perjudicial para tu salud física y mental. Pero hay estrategias que puede intentar para ayudarlo a superar su ira y sus sentimientos heridos.

Guardar rencor ocurre cuando no puedes dejar de lado los sentimientos de ira o resentimiento hacia alguien que te hizo daño.

Puede ser en respuesta a algo que realmente sucedió o una amenaza percibida o una acción en su contra.

Cuando sientes que alguien te ha lastimado, es difícil superarlo de inmediato, o nunca. Puede pensar constantemente en esa persona o en el incidente, reproduciéndolo una y otra vez en su mente.

Mantener estos sentimientos negativos y reflexionar sobre ellos puede afectarte física y emocionalmente. Pero hay maneras de ayudarte a dejar de lado tus rencores y seguir adelante.

¿Guardar rencor es dañino?

Las investigaciones han encontrado que guardar rencor puede ser perjudicial para la salud.

Un estudio de 2009 encontró que guardar rencor estaba asociado con una mala salud física. Las personas que informaron haber “guardado rencores durante años” tenían más probabilidades de tener problemas médicos como enfermedades cardíacas, úlceras estomacales y dolor crónico.

Guardar rencores a menudo puede significar guardar enojo y estrés.

Un estudio a gran escala de 2021 analizó las respuestas emocionales diarias de más de 20 000 personas y descubrió que las «emociones negativas intensas de alta excitación», como la ira y el estrés, se asociaron con reacciones más altas de presión arterial (PA) y frecuencia cardíaca (FC).

Por otro lado, las «emociones positivas de baja excitación», como la calma y la serenidad, se asociaron con reacciones de disminución de la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Un estudio de 2016 sugiere que la reactividad de la PA y la FC puede aumentar la probabilidad de que una persona desarrolle presión arterial alta y enfermedades cardíacas, así como también tener una función cognitiva más baja más adelante en la vida.

También se ha descubierto que rumiar sobre conversaciones pasadas y heridas afecta su salud mental. Una revisión de 2020 encontró que rumiar puede prolongar y empeorar los estados de ánimo negativos y hacerte más vulnerable a las condiciones de salud mental como la depresión y la ansiedad.

¿Cuáles son los efectos en la salud mental de guardar rencor?

Mantener la ira puede conducir a una variedad de desafíos, según un estudio de 2015. Puede afectar nuestras relaciones y generar problemas en el trabajo, el hogar y la escuela.

Puede desencadenar comportamientos violentos y agresivos y se ha asociado con varias condiciones de salud mental, tales como:

¿Por qué guardamos rencor?

En un análisis de 2021 , los investigadores examinaron por qué guardamos rencor.

Los investigadores encontraron seis componentes principales de guardar rencor, que incluyen:

  • una necesidad de validación
  • superioridad moral
  • una incapacidad para dejar ir
  • latencia
  • cortando lazos
  • expectativas del futuro

5 consejos para dejar ir los rencores

Si tiene problemas para superar la ira y el resentimiento persistentes, puede aprender a dejar de guardar rencor, sanar y seguir adelante. Aquí hay algunas estrategias que puede probar.

Meditación

La meditación tiene muchos beneficios basados ​​en la ciencia, tales como:

  • reduciendo estrés
  • manejar la ansiedad
  • mejorar la salud emociona
  • aumento de la autoconciencia

Estos beneficios pueden ayudarlo a regular su ira y estrés mientras promueven la calma y la relajación.

Una práctica regular de meditación puede ayudarlo a resolver algunas de las emociones detrás de su rencor y, con el tiempo, ayudar a que esos sentimientos sean más manejables.

Hay varios tipos de meditación que puedes probar. Las aplicaciones como Calm y Headspace pueden ayudarlo a comenzar una práctica de meditación.

Diario

Escribir un diario puede ser una excelente manera de trabajar a través de sus sentimientos.

Poner tus sentimientos en papel puede ayudar a quitarles parte de su poder. Trata de escribir todo lo que se te pase por la cabeza sobre la otra persona.

Un diario es un espacio seguro para que dejes salir tus sentimientos y nadie puede verlo excepto tú.

No hay limitaciones de tiempo ni presión con un diario. Puedes escribir en él tan a menudo o tan poco como quieras.

Con el tiempo, es posible que puedas procesar tus sentimientos en torno al rencor y comenzar a superarlo.

Escribe una carta pero no la envíes.

Este clásico ejercicio terapéutico puede ayudarte a sacar tu ira y resentimiento de una manera saludable.

Considera escribir una carta dirigida a la persona a la que le guardas rencor. No te detengas. Sea brutalmente honesto acerca de sus sentimientos, no se preocupe, nunca lo leerán.

Después de escribir esta carta, muchas personas sienten que se han quitado un peso de encima. El mero hecho de expresar estos sentimientos puede ser tan satisfactorio como enviar la carta.

Para realmente ayudar a poner fin al rencor, destruye la carta: rómpela, entiérrala o sumérgela en agua hasta que se desintegre. Mientras ve desaparecer su carta, imagine que su rencor desaparece con ella.

Cambia tu perspectiva

A veces, nos obsesionamos tanto con el rencor que desarrollamos una especie de visión de túnel. Incluso meses o años después, estamos tan comprometidos con nuestra ira que comenzamos a perder la perspectiva.

Trate de salir de sus propios sentimientos por un momento y piense en cómo se siente la otra persona.

¿Te lastimaron intencionalmente? ¿Su rencor proviene de un patrón de sentirse irrespetado por esta persona? ¿Es posible que sus intenciones fueran buenas, incluso si sus acciones tuvieran consecuencias negativas para ti?

Tal vez realmente fue un error de una sola vez.

Esto no ayuda en todas las circunstancias, por supuesto. Tienes derecho a tus sentimientos, y ciertamente no tienes que dejar que esta persona vuelva a entrar en tu vida. Pero puede ser útil enmarcar la situación bajo una nueva luz.

Intenta ponerte en los zapatos de la otra persona.

¿Puedes pensar en algo cruel, irreflexivo o impulsivo que hayas dicho o hecho en el pasado? ¿Algo de lo que te arrepientas, que todavía te hace temblar y preguntarte por qué actuaste de esa manera? ¿Hay alguien en tu pasado que te guarde rencor ?

Tal vez la persona a la que le guardas rencor también se sienta culpable y arrepentida. Quizás sus acciones hirientes surgieron de sus propios problemas, y se retractarían si pudieran.

Nada de esto excusa su comportamiento, pero puede ayudarte a entenderlo y empezar a hacer las paces con él.

Practica el perdón

No perdonar a la persona que te hizo daño es la esencia de guardar rencor. Si perdonas, es posible que puedas dejar de lado tu rencor y comenzar a seguir adelante con tu vida. Por supuesto, es más fácil decirlo que hacerlo.

Perdonar no significa que olvides lo que pasó, o que hayas decidido que en realidad no fue tan malo. Simplemente significa que estás eligiendo seguir adelante.

Un estudio del 2021 concluyó que un mayor nivel de perdón está asociado con un menor estrés y una mejor salud mental.

Pero el perdón no siempre es posible en todas las situaciones. Si eres un sobreviviente de abuso o trauma, el concepto de perdón puede ser un tema complejo para discutir.

Considere comunicarse con un profesional de salud mental para obtener orientación sobre el perdón en relación con usted y su situación particular.

Conclusión

Guardar rencores es un fenómeno humano común. Está bien estar molesto, enojado o triste cuando sientes que alguien te ha lastimado.

Si guarda rencor y está afectando su salud mental o física, no está solo.

Al dedicar un poco de tiempo y esfuerzo para dejar de lado su rencor, puede dejar de lado estos sentimientos dolorosos y comenzar a sentirse mejor.

Si necesita ayuda adicional, considere comunicarse con un profesional de salud mental. Pueden brindarle herramientas útiles para manejar sus emociones e incluso resolver conflictos si es posible.

Si no está seguro de por dónde empezar, puede consultar el centro de Zero Psicólogos para encontrar apoyo y salud mental .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: