Autoterapia: ¿Puedes ser tu propio terapeuta?

Autoterapia: ¿Puedes ser tu propio terapeuta?

La autoterapia podría ofrecer formas accesibles y efectivas de desarrollar herramientas para la curación. Sin embargo, no es un reemplazo de la psicoterapia formal.

Las intervenciones de salud mental autodirigidas son más comunes de lo que podría pensar. Muchas personas usan aplicaciones, libros y otras estrategias de autoayuda para encontrar el camino hacia una mejor salud mental. Esto a veces se denomina autoterapia.

Pero, ¿es efectivo ser tu propio terapeuta? Y lo más importante, ¿es seguro y recomendable?

¿Qué es la autoterapia?

La autoterapia no es un tipo formal de psicoterapia. En cambio, puede pensarse mejor como el uso de estrategias de autoayuda con fines de bienestar mental.

Ser su propio terapeuta se trata de tomar el mando para desarrollar e implementar las habilidades necesarias para anticipar y manejar mejor los desafíos de salud mental.

En otras palabras, la autoterapia es una intervención psicológica informal que usted mismo se administra a sí mismo, sin la participación de un psicoterapeuta capacitado.

Aunque el término «autoterapia» se usa en muchos espacios, puede ser engañoso para algunos.

La terapia formal de salud mental, o psicoterapia, se basa en la relación profesional-cliente. Esta relación es esencial para el proceso terapéutico y, por supuesto, carece de intervenciones autodirigidas.

En este sentido, lo que llamamos autoterapia no es igual ni reemplaza a la psicoterapia. Sin embargo, podría ser un gran complemento al apoyo profesional.https://psychcentral.com/robots.txt?upapi=true

4 herramientas comunes para la terapia autodirigida

La autoayuda, la autoterapia o la terapia autodirigida pueden incluir el uso de diferentes herramientas y estrategias. Estos recursos pueden ayudarlo a explorar pensamientos y emociones, desarrollar habilidades de afrontamiento y mejorar su salud emocional.

1. Diario

Escribir sobre sus pensamientos, emociones y experiencias puede ayudarlo a identificar patrones y desafíos de pensamiento y comportamiento. Esta toma de conciencia es un paso esencial para trabajar por su cuenta en su salud mental.

Si verter sus pensamientos y sentimientos en una página en blanco le resulta difícil, considere usar las indicaciones de un diario .

2. Libros de autoayuda

Aprender de las experiencias y conocimientos de otras personas puede respaldar su proceso de autoayuda.

Dependiendo de los desafíos en los que le gustaría enfocarse, puede encontrar muchos libros y manuales impresos y digitales que pueden ofrecerle consejos prácticos o elementos de reflexión.

Puede encontrar libros de autoayuda sobre temas como la motivación y la inspiración. También puede leer libros sobre técnicas terapéuticas específicas asociadas con enfoques de psicoterapia, como la terapia cognitiva conductual (TCC) y la terapia conductual dialéctica .

Estos dos enfoques de psicoterapia a menudo son efectivos para:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también ofrece un manual de planificación de recuperación de autoayuda que podría ayudarlo a dar los primeros pasos en su viaje de autoterapia.

3. Cursos guiados

La autoayuda no significa que tengas que hacerlo todo tú solo. Puedes aprender más sobre técnicas terapéuticas y herramientas de salud mental inscribiéndote en un curso presencial o en línea.

Coursera y Udemy ofrecen una variedad de cursos relacionados con la salud mental impartidos por instituciones acreditadas.

La Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales también ofrece un directorio de recursos para la educación en salud mental .

4. Aplicaciones de teléfono

Si alguna vez descargó un rastreador de hábitos, un programa de meditación o incluso un juego de relajación en su teléfono, entonces ya ha utilizado una herramienta digital de autoayuda.

Las aplicaciones de autoayuda pueden incluir recursos generales como autoevaluaciones, hojas de trabajo o cursos.

También puede encontrar aplicaciones de salud mental para desafíos específicos como:

  • ansiedad
  • dejar de fumar
  • depresión
  • manejo del estrés y relajación
  • trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)

¿Funciona la autoterapia?

En última instancia, si la terapia autodirigida es efectiva o no probablemente depende de sus desafíos y síntomas únicos, así como de otros recursos disponibles y las herramientas que está utilizando.

La investigación sobre el tema de la autoterapia ha demostrado que puede ser beneficiosa para controlar algunos síntomas y desafíos de salud mental.

Una revisión de la literatura 2017 exploró cuán efectiva podría ser la terapia cognitivo-conductual (iCBT, por sus siglas en inglés) autoguiada por Internet para los síntomas de la depresión.

Después de revisar los datos de 13 estudios y más de 3800 participantes, los investigadores encontraron que aproximadamente de 5 a 11 sesiones de iCBT fueron suficientes para que los participantes reportaran una reducción significativa en sus síntomas de depresión.

Un pequeño estudio del 2021 también exploró la efectividad de una forma de TCC de realidad virtual autoguiada en personas con trastorno de pánico . Los resultados mostraron que 4 semanas de intervención autodirigida ayudaron a las personas a experimentar menos o menos síntomas intensos de la afección.

Estos estudios pueden indicar que el uso de la autoterapia puede ser beneficioso para ciertas condiciones de salud mental.

Sin embargo, falta investigación general sobre el tema, lo que dificulta determinar qué tan efectivo es, según una revisión de investigación 2020 que analizó el uso de la terapia de reprocesamiento y desensibilización por movimiento ocular autoadministrada para tratar el trastorno de estrés postraumático.

¿Puedes aplicar lo aprendido en terapia formal?

Tal vez haya estado en terapia durante años y esté considerando continuar el proceso de curación por su cuenta. Tal vez te sientas listo para seguir adelante, pero te gustaría mantenerte encaminado.

Cualquiera que sea el caso, es una buena idea considerar estas preguntas antes de despedirte de tu terapeuta :

  • Tal vez no has estado haciendo el progreso que esperabas. ¿ Sería beneficioso cambiar de terapeuta antes de irse por su cuenta?
  • ¿Cómo te sientes acerca de reducir gradualmente la frecuencia con la que asistes a tus sesiones de terapia antes de ir solo a la autoterapia?
  • ¿Puede su terapeuta recomendar algunas herramientas de autoayuda que puedan facilitarle la autoterapia?
  • ¿Eres consciente de las habilidades que has desarrollado en la terapia y sabes cómo usarlas por tu cuenta?
  • ¿Tiene una condición de salud mental que puede requerir o beneficiarse de orientación profesional continua?

Solo usted puede tomar la decisión de permanecer en terapia. Este tipo de preguntas son un excelente lugar para comenzar si está considerando dejar la guía de un profesional para convertirse en su propio terapeuta.

También puede ser útil obtener más información sobre su afección si vive con una. Por ejemplo, la depresión no tratada puede provocar efectos secundarios significativos. Contar con el apoyo permanente de un profesional es fundamental en casos como este.

3 ventajas de ser tu propio terapeuta

La autoayuda puede ser una experiencia increíblemente positiva para algunas personas. Si lo ha estado considerando, aquí hay tres razones por las que podría funcionar para usted.

1. Es accesible y asequible

A pesar de los muchos avances que hemos logrado en lo que respecta a la atención de la salud mental, algunas barreras aún pueden impedir que algunas personas accedan a los servicios necesarios, según un estudio del 2021.

Las herramientas de autoterapia pueden brindar acceso a la terapia cuando de otro modo no podría hacerlo. También puede tener más control sobre cuánto y con qué frecuencia gasta en estos recursos, especialmente si no puede pagar la terapia tradicional en este momento.

2. No tienes que evitar la disponibilidad de nadie más

La disponibilidad es una de las barreras más comunes para acceder a los servicios de salud mental, especialmente para las personas con agendas apretadas.

La autoterapia depende completamente de su horario y disponibilidad. Puedes decidir si dedicas unas horas o unos días a la semana a tu proceso terapéutico.

También puede dividir sus «sesiones» para adaptarse mejor a su horario. Por ejemplo, puede pasar un tiempo en la mañana trabajando en usted mismo y luego volver a hacerlo antes de acostarse.

3. Tienes más flexibilidad

La mayoría de los profesionales y programas de salud mental utilizan técnicas específicas basadas en un enfoque. Este es un gran recurso porque estás trabajando con alguien que se especializa en su oficio.

La autoterapia, por otro lado, puede permitirle utilizar una gama más amplia de herramientas y técnicas de diferentes enfoques y teorías de la psicoterapia. También puede cambiar de marcha si siente que algunos de sus esfuerzos no le brindan la perspectiva o la motivación que necesita.

En otras palabras, con la autoterapia, no estás atado a un solo enfoque o técnica.

3 contras de ser tu propio terapeuta

La autoterapia no es un enfoque único para todos. Las herramientas de autoayuda pueden ser un gran recurso, pero a veces pueden no ser suficientes para apoyar su proceso de curación.

1. Puede beneficiarse más del apoyo profesional

Aunque la investigación sugiere que la autoterapia puede ser efectiva en algunos casos, es posible que aún necesite un experto que lo guíe a través de desafíos específicos.

Por ejemplo, es posible que pueda desarrollar habilidades de afrontamiento de la ansiedad por su cuenta, pero si vive con ataques de pánico , es posible que aún necesite apoyo profesional.

Además del control de los síntomas, es posible que también necesite un terapeuta que lo ayude a explorar las causas de sus síntomas. Esto podría conducir a beneficios a largo plazo.

2. Puede que no seas la persona adecuada para diagnosticar tu condición

El manejo de la salud mental a menudo comienza con el diagnóstico correcto. Si vive con una afección de salud mental, solo un profesional capacitado puede brindarle un diagnóstico preciso.

Trabajar por su cuenta sin una educación formal en salud mental puede llevarlo a supervisar o malinterpretar aspectos importantes de sus desafíos actuales. Como resultado, podría limitar o detener su progreso para abordar esos desafíos.

3. Podrías progresar más con más responsabilidad

Tener un socio en la salud también puede ayudar con la rendición de cuentas y la catarsis (liberación emocional). Tener a alguien con quien puedas hablar abiertamente y que pueda ayudarte a seguir tu progreso puede ser beneficioso.

Si está experimentando síntomas intensos que le dificultan relacionarse consigo mismo y con los demás, considere buscar la ayuda de un profesional capacitado en salud mental.

Conclusión

Algunas investigaciones sugieren que la autoterapia puede ser una herramienta valiosa para las personas con síntomas leves a moderados de estrés, depresión, ansiedad y otros problemas de salud mental.

Pero ser su propio terapeuta no es la primera opción de intervención para todos los casos. Ciertamente podría ser un esfuerzo complementario.

Al final del día, las intervenciones de autoayuda son una elección muy personal. Es importante recordar que, si bien es posible que la autoayuda no lo perjudique, podría no brindarle todas las herramientas y recursos que pueda necesitar para sanar.

3 respuestas a «Autoterapia: ¿Puedes ser tu propio terapeuta?»

  1. These kind of post are always inspiring and I prefer to check out quality content so I happy to unearth many first-rate point here in the post, writing is simply huge, thank you for the post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: