¿Cómo ser amable contigo mismo y por qué es importante?

Y si te pidiera que nombraras todas las cosas que amas … ¿cuánto tiempo tardarías en nombrarte a ti mismo?

Hablamos mucho de la bondad como valor. Es una cualidad que (¡con suerte!) Buscamos en nuestros amigos, colegas, socios … 

Y sabemos que la bondad viene acompañada de todo tipo de beneficios para la salud. Sabemos, por ejemplo, que cuando llevamos a cabo un acto de bondad hacia otra persona, el centro de placer y recompensa del cerebro se ilumina (también conocido como el «subidón del ayudante»). Y que el cerebro libera serotonina, la hormona del bienestar que tiene un efecto calmante y estimula los sentimientos positivos en el cuerpo.

Pero rara vez hablamos de bondad hacia uno mismo.

Quizás encontremos la palabra «yo» desagradable – parece egoísta o egocéntrico de alguna manera …

Pero la verdad es que la bondad hacia uno mismo es un componente esencial de una buena salud mental.

Según Kristen Neff (2007) , una psicóloga que ha pasado años investigando y estudiando los beneficios de la autocompasión, aquellos que son autocompasivos son:

“Menos probabilidades de ser críticos con ellos mismos y menos probabilidades de estar ansiosos y deprimidos, lo que, a su vez, conduce a una mayor satisfacción con la vida”.

Si usted es como la mayoría de nosotros, probablemente se da por sentado la mayor parte del tiempo y se habla a sí mismo de una manera que nunca soñaría con hablar con amigos.

Anular este diálogo interno negativo y reemplazarlo con una voz más amable, compasiva y perdonadora es uno de los pasos más transformadores que podemos tomar para nuestro bienestar mental y emocional.

Sé amable contigo mismo, es decir, ¿qué significa realmente ser amable contigo mismo?

Ser amable contigo mismo significa simplemente reconocer que todos somos humanos … Reconocer que todos somos falibles de alguna manera y luego actuar en consecuencia. En lugar de reprendernos a nosotros mismos cuando “nos equivocamos” o las cosas no salen como las planeamos, se trata de tratarnos a nosotros mismos con amabilidad y compasión.

Entonces, ¿cómo podemos empezar a poner esto en práctica?

Sea consciente de las conversaciones que tienen lugar en su cabeza

El primer paso es familiarizarse con la forma en que se habla a sí mismo. Nuestra crítica interna a veces puede llegar a ser tan firmemente arraigada que empezamos a pensar que en realidad es nosotros. ¿Qué tipo de historias le gusta contar sobre ti y qué tono usa? Cuando notes que estás siendo duro contigo mismo, da un paso atrás y cuestiona la validez de lo que dice: «¿Hay alguna evidencia que respalde esta creencia que tengo sobre mí mismo?», «¿Existe una forma más realista y equilibrada de mirándome a mí mismo? «

Date una palabra de aliento

La próxima vez que te encuentres diciendo cosas como “Soy un idiota” o “Lo arruiné todo”, fíjate si puedes ofrecerte una palabra de aliento en su lugar. Las declaraciones alentadoras pueden ser palabras como, «tienes esto», «hiciste tu mejor esfuerzo», «estoy aquí para ti».

Tómate un tiempo libre 

Esto puede parecer obvio, pero ¿con qué frecuencia te das un tiempo libre libre de culpa? Si esto es algo con lo que tiene dificultades, intente reservar el tiempo libre antes de hacer planes. No tienes que hacer nada extravagante, simplemente permitirte tumbarte, desayunar en la cama, tomar un café y pasear por el parque es suficiente … Algo que te demuestre cuánto te preocupas por ti mismo.

Comprométete a hacer al menos una cosa todos los días que sea solo para ti 

Darte un buen baño largo, encender algunas velas, hacer esa clase de yoga en línea que has estado posponiendo durante meses … Asegúrate de hacer al menos una cosa todos los días que te atraiga una sensación de alegría y bienestar.

Aprenda a calmarse a sí mismo cuando esté pasando por un momento difícil

El poder del tacto no se limita a otras personas. Las investigaciones han demostrado que el contacto físico (¡incluso cuando nos lo ofrecemos a nosotros mismos!) Aumenta la oxitocina, que puede ayudar a reducir nuestros niveles de estrés y mejorar nuestro estado de ánimo. E incluso puede acelerar los propios mecanismos de curación de nuestro cuerpo … La próxima vez que se sienta deprimido, intente acariciar suavemente su brazo o sujetar sus hombros y observe cómo se siente.

Concéntrese en los valores y cualidades que admira y aspira 

En lugar de centrarse en cualidades superficiales, considere qué valores son importantes para usted. Muchos de nosotros tenemos la tendencia a concentrarnos en las cosas que no nos gustan de nosotros mismos en lugar de las cosas que hacemos. Piense en el tipo de persona que quiere ser, por ejemplo, ser amable, considerado, cariñoso, honesto, leal, etc. y cambie su enfoque allí.

Practica afirmaciones diarias

Una forma en que podemos trabajar para cambiar el diálogo interno negativo es practicando afirmaciones diarias. Los ejemplos pueden ser, «Soy suficiente», «Soy digno tal como soy», «Estoy creciendo y aprendiendo todos los días». O podría ser tan simple como escribirse una nota cariñosa y pegarla en la pared de su dormitorio o en el espejo del baño para que la vea a primera vista. Algo como, “¡Hola hermosa! Te amo y te perdono. Qué tengas un lindo día :)»

Pregúntese cómo hablaría con un amigo

Considere cómo consolaría a un amigo cuando las cosas no salieron como lo habían planeado y ofrezca el mismo nivel de comprensión y compasión.

Si tiene problemas con la autocrítica, profundice

¿Siente que está tratando de demostrar algo (a sí mismo oa los demás)? ¿Puedes rastrear hasta donde empezó todo esto? La terapia es un gran lugar para comenzar a explorar sus experiencias anteriores y cómo podrían afectarlo ahora.

Practica la gratitud

Practicar la gratitud es una excelente manera de crear una mentalidad más positiva, ya que te ayuda a centrar tu atención en las cosas que ya tienes, en lugar de concentrarte en las cosas que no tienes. Empiece por escribir solo 5 cosas al día por las que está agradecido; pueden ser tan simples como tener una cama cálida y acogedora, un techo sobre su cabeza, un amigo que lo apoye, un cuerpo sano … etc.

Sea amable con usted mismo hoy y vea como todo cambia

Si eres alguien que tiende a ser muy duro consigo mismo, esto a menudo se remonta a tus experiencias anteriores. Llegar a la raíz de donde proviene esta voz crítica y de juicio es la clave para cambiarla de una vez por todas. Un psiquiatra en Palma de Mallorca puede ayudarlo a desentrañar gradualmente el pasado y ayudarlo a desarrollar una relación más saludable, compasiva y amorosa con usted mismo.