¿Tienes problemas de identidad?

Índice

Tienes una identidad que controla todo lo que haces. Es un proceso inconsciente que siempre se ejecuta en segundo plano.

Sale cuando dices qué, o quién, «eres».

¿Eres profesional, estudiante, emprendedor, vendedor, mamá, papá, fumador, no fumador, conservador, liberal, demócrata, republicano, libertario, cristiano, ateo, judío, musulmán, gordo, flaco, viejo, joven, responsable, curioso, inteligente, tonto, rápido, vago o algo más?

En realidad, ustedes «son» muchos de ellos al mismo tiempo. Pero, dependiendo de la situación, puede clasificarse como uno sobre otro. Esta identidad controla lo que cree y cómo se comporta.

A medida que nota estas cosas, comienza a darse cuenta de cómo usarlas para influir.

Una forma es crear una identidad para sus clientes. Dales un nombre con el que identificarse.

Esto crea un sesgo en el grupo, un sentido de afinidad con otros que afirman la misma identidad. Y a menudo un sentido de superioridad sobre otros que no forman parte de su grupo.

Ayuda a atajar el pensamiento. El grupo con el que se identifica le da las reglas sobre cómo pensar sobre varios temas. Mire el partido político y las identidades religiosas como los ejemplos más obvios aquí.

Cuando afirma ser un grupo político o una religión, conocemos las creencias y los argumentos básicos que tiene sobre muchos temas no relacionados.

Esta puede ser la razón por la que es tan difícil cambiar las opiniones de los demás. No es que te estemos pidiendo que cambies tu estilo de ropa (aunque la ropa suele ser una metáfora visual de la identidad de una persona). Cambiar la opinión de alguien sobre un tema político se encuentra en la raíz de quiénes creen que «son». Y las opiniones / creencias están controladas por la propia identidad.

Si tienes paciencia, puedes influir en alguien para que cambie su identidad. Pero en las ventas es más fácil utilizar a quien el cliente cree que «es» para comprar que para cambiarlo.

Esto significa que debe ser más flexible con quién «es».

Con suerte, eres una persona flexible. Y adaptas tu identidad a cada situación. El problema es que te creas que tu identidad es tu yo interior. Si eso te pasa, quizá debas acudir a un psicólogo en Palma que te ayude a resolver esas inquietudes.

A %d blogueros les gusta esto: