¿Cómo puede el ejercicio mejorar su salud mental?

¿Cómo puede el ejercicio mejorar su salud mental?

El ejercicio se ha asociado durante mucho tiempo con el bienestar mental, posicionándose como una característica básica de un estilo de vida saludable. La investigación clave ha respaldado esto, demostrando cómo la actividad física puede alterar la biología de nuestros cerebros para una mentalidad más positiva y un cuerpo saludable. 

Hay varias formas en que el ejercicio influye en nuestra biología, y algunas diferencias son más fáciles de detectar que otras. ¡Reconocer estos efectos en su cuerpo puede ayudarlo a motivarse en su viaje de acondicionamiento físico, al mismo tiempo que impulsa el progreso de su salud mental! 

Refuerza el sistema inmunológico

Para aquellos con depresión o ansiedad, el ejercicio regular puede ayudar a reducir los síntomas físicos, así como ayudar a regular el sistema inmunológico de su cuerpo. 

Un enfoque holístico de la salud ayuda a observar cómo un sistema inmunitario débil puede comprometer el bienestar mental de una persona, especialmente en lo que respecta a la falta de energía, los episodios de depresión y la apatía general. Muchos factores pueden contribuir a un sistema inmunitario deficiente, incluida una dieta poco saludable, la falta de ejercicio, un aumento del estrés, el tabaquismo y el consumo de alcohol.

El sistema inmunológico es fundamental en la transferencia de mensajes por todo el cuerpo. Si el sistema inmunológico está en malas condiciones, estos mensajes pueden volverse débiles o confusos. A medida que su cuerpo concentra toda su energía en enviar las señales correctas, se forma tensión en otras partes de su cuerpo. Como resultado, se envían señales de estrés a su cerebro, lo que provoca estados de ánimo bajos, inflamación inmunológica y fatiga. 

Participar en ejercicio ligero durante toda la semana ayudará a contrarrestar este mayor nivel de estrés en el cuerpo y a mantener un sistema inmunológico de alto funcionamiento. 

Reduce la inflamación

Los neurocientíficos sugieren cada vez más que los episodios excesivos de inflamación interna juegan un papel importante en el desarrollo de la ansiedad y la depresión. 

Para inducir un estado corporal tranquilo y saludable, hacer ejercicio de dos a tres veces por semana a un nivel moderado puede estimular una respuesta curativa antiinflamatoria . La disminución de este nivel de inflamación puede aliviar la sensación de fatiga, reducir el aislamiento social y disminuir los pensamientos ansiosos intrusivos.

Reducir la inflamación en el cuerpo también puede ayudar a liberar el estrés, mejorando el desempeño del sistema inmunológico. Como se mencionó anteriormente, esto tendrá otro impacto positivo en su salud mental y bienestar.

Promueve un horario de sueño saludable. 

Tener un horario de sueño regular y estable es esencial para optimizar tu salud mental. El sueño influye directamente en cómo tu cerebro procesa tanto tus emociones pasajeras como las más profundas, asegurando una respuesta mental más lógica y racional a los escenarios desencadenantes. 

Dormir lo suficiente también es parte integral del desarrollo de sus funciones cognitivas, ayudando a su memoria. La falta de sueño no solo interrumpirá estos procesos importantes, sino que también lo hará más susceptible al estrés. Como su cerebro no tiene suficiente tiempo para descansar, puede carecer de su capacidad habitual para manejar la presión, lo que resulta en síntomas de ansiedad o depresión. 

El ejercicio es una forma comprobada de fortalecer sus hábitos de sueño y aumentar el cansancio que siente su cuerpo al final del día. Para aquellos que sufren de insomnio, realizar actividad física con más frecuencia puede ayudar a facilitar una noche de sueño más reparador. De hecho, estudios recientes han demostrado que los efectos del ejercicio aeróbico sobre el sueño son similares a los de los medicamentos para dormir .

Asegúrese de hacer ejercicio al menos 1 o 2 horas antes de que planee irse a dormir para permitir que su cuerpo se relaje debido al aumento de las endorfinas y la frecuencia cardíaca. 

Retrasar el envejecimiento cerebral

Además, el ejercicio frecuente puede ayudar a retrasar el envejecimiento del cerebro y los efectos debilitantes no deseados que esto puede tener en nuestros cuerpos. 

La enfermedad de Alzheimer, la esclerosis múltiple y la diabetes son algunas enfermedades progresivas que pueden ocurrir a medida que el cerebro envejece. Un cerebro que envejece también es más susceptible a problemas de salud mental, como la ansiedad asociada con la edad. 

La ansiedad asociada con la edad a menudo ocurre cuando las personas se dan cuenta de que mentalmente no son tan agudas como antes. Esto se reconoce más comúnmente por tener problemas con la memoria y otras funciones cognitivas deterioradas. 

El ejercicio puede ayudar a retrasar el envejecimiento cerebral al reducir la pérdida progresiva de volumen cerebral . Esto reduce el riesgo de demencia y otras enfermedades cognitivas, al mismo tiempo que ayuda a la memoria y la confianza mental. 

Conclusión

El ejercicio es una forma distinguida y natural de mejorar su salud mental. Si bien es posible que no cure todos los tipos de ansiedad o depresión, ayudará a un progreso positivo y reducirá la intensidad de los síntomas. Recuerde que si experimenta síntomas de ansiedad o depresión, buscar apoyo puede ser de gran ayuda para controlarlos. Visite a Zero Psicólogos para programar una consulta online gratuita con un psicólogo en Palma especialista en salud mental y recibir un plan de tratamiento personalizado con información genética en tan solo unos días.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: