Consejos sobre el trastorno bipolar

El trastorno bipolar es un trastorno del estado de ánimo en el que una persona experimenta episodios de depresión clínica y manía. Los efectos difieren de una persona a otra, algunos experimentan períodos de vida normales con pequeños períodos de episodios y algunos experimentan ciclos constantes de depresión y manía. Las personas con trastorno bipolar pueden encontrar que afecta su vida diaria. Los siguientes son algunos consejos de autoayuda que las personas que sufren de trastorno bipolar deben utilizar como complemento a la búsqueda de terapia médica y psicológica.

1. Involúcrese en su tratamiento

Para ayudar a reducir el impacto negativo del trastorno bipolar, es importante involucrarse lo más posible en su tratamiento.

  • Paciencia: los resultados no se obtendrán de inmediato, por lo que es importante ser paciente y asegurarse de mantener el rumbo.
  • Comunicación: comuníquese con su médico tratante. Dígales sus sentimientos, metas y dificultades.
  • Participe: es importante permanecer en la terapia, ya que le ayudará a enseñarle las habilidades para la vida que necesita para mantener su bienestar y reducir el impacto, la gravedad y la frecuencia de los episodios.

2. Sea consciente de sus síntomas y desencadenantes

Es importante conocer los primeros signos de alerta y los desencadenantes de un episodio de trastorno bipolar, de modo que pueda adelantarse a los períodos de dificultad y participar en estrategias para reducir su impacto negativo general.

  • Conozca sus desencadenantes: tenga en cuenta las cosas que pueden desencadenar un episodio. Estos pueden incluir estrés , dificultades económicas, discusiones , problemas en el trabajo o la escuela, cambios estacionales y cambios en los patrones de sueño.
  • Tenga una estrategia de bienestar: si detecta síntomas de un episodio de depresión o manía, es importante trabajar con su psicólogo para desarrollar una estrategia para lidiar con la situación. Aunque las estrategias difieren de una persona a otra, los consejos útiles comunes incluyen dormir 8 horas completas, hablar con una persona útil, hacer algo divertido, reducir la ingesta de azúcar y alcohol , llamar a un médico o terapeuta y tomarse un tiempo para relajarse.
  • Tenga un plan de emergencia: en momentos en que puede caer en episodios de manía o depresión en toda regla, es posible que sus seres queridos o médicos tengan que ayudarlo a controlar sus síntomas. Tener herramientas útiles, como una lista de números de contacto, información sobre otros problemas de salud que tenga y preferencias de tratamiento, puede ser útil para otras personas que intentan ayudarlo.

3. Busque el apoyo de otros

Tener personas en las que confiar en tiempos de crisis o durante el tratamiento puede ser muy útil.

  • Profesionales: idealmente, las personas que tienen trastorno bipolar deben buscar la ayuda de su médico de cabecera, quien luego puede derivarlos a un psiquiatra para el manejo de la medicación y a un psicólogo para la terapia y la implementación de hábitos de vida saludables.
  • Amigos y familiares: son personas a las que cuida y que cuida durante los períodos difíciles. Es importante tener un contacto regular con ellos durante los períodos positivos y negativos, y mantenerlos actualizados con respecto a su progreso.
  • Grupos de apoyo: muchas personas que padecen el trastorno bipolar se benefician enormemente de reunirse con regularidad con otras personas que padecen el trastorno, que pueden comprender sus experiencias y dificultades. Esto puede ser particularmente importante para aquellos que tienen una red de apoyo social más pequeña.

4. Ten una rutina diaria

Sus hábitos de vida cotidianos, como comer, dormir y realizar actividad física, influyen en su estado de ánimo. Por lo tanto, es útil desarrollar una rutina diaria que los aborde.

  • Estructura: un componente clave para desarrollar un nivel constante de estado de ánimo es tener un estilo de vida estructurado y consistente. Trate de regular (incluso a través de episodios) un horario diario constante.
  • Ejercicio: el ejercicio puede tener un efecto positivo en su estado de ánimo. Trate de reservar 30 minutos al día para hacer ejercicio, preferiblemente a la misma hora todos los días.
  • Sueño: intente desarrollar un horario para dormir. Al regular la hora a la que te vas a dormir y te despiertas, puedes ayudar a reducir los episodios potenciales.
  • Comer: es importante comer alimentos saludables con regularidad y en horarios de rutina.

5. Estresarse menos

El estrés es un gran desencadenante para muchas personas con trastorno bipolar, ya sea por manía o depresión . Por lo tanto, reducir los niveles de estrés puede ayudar a reducir los episodios.

  • Meditación: practica técnicas de meditación y enséñate a relajarte.
  • Tiempo libre: tómese el tiempo para hacer cosas que le resulten relajantes: vea una película, salga a caminar, lea.
  • Sentidos: haz cosas que atraigan tus sentidos. Toque, huela, escuche, mire y pruebe cosas positivas y agradables.

6. Cuida lo que comes

Lo que consume puede influir en cómo se siente y reacciona en la vida cotidiana.

  • Coma saludablemente: consuma alimentos que tengan una influencia positiva en su mente y cuerpo.
  • Alcohol y drogas: evite sustancias como el alcohol, la cafeína y la nicotina que puedan afectar sus emociones, la excitación y la capacidad para dormir. Los medicamentos estimulantes (por ejemplo, anfetaminas) también pueden desencadenar episodios maníacos, por lo que es importante evitarlos.